Es uno de los motivos por los que siempre se mantiene fuerte. Belén Esteban, que se encuentra inmersa en una guerra durísima con María José Campanario, reconocía que su marido, Miguel Marcos, es la persona que siempre le pone los pies en la tierra. Le apoya, por supuesto, pero también le dice las cosas que no le parecen bien. Tras vivir una intensa tarde en la que la colaboradora de ‘Sálvame’ ha empezado a perder los nervios, Belén ha querido dar su lugar a su pareja también en público.

Artículo recomendado

EXCLUSIVA La familia de Jesulín de Ubrique apoya a Belén Esteban en su guerra con María José Campanario

EXCLUSIVA La familia de Jesulín de Ubrique apoya a Belén Esteban en su guerra con María José Campanario

Siempre es muy reservada con todo lo que rodea a Miguel, su marido. “Mi marido Miguel cuando yo estoy mal en la tele, me manda mensajes diciéndome tranquila y tal. Cuando llego a casa mi marido y mi niña me dicen lo que hago mal”, explicaba la colaboradora tras vivir otro nuevo episodio de enfrentamiento con María José Campanario. “Mi marido me da más caña, está más pendiente. Pero no me aplauden siempre”.

Belen Esteban Miguel Marcos

Belén Esteban comparte una fotografía junto a su marido, Miguel, en su perfil de instagram

Instagram @belenestebanmenendez

La colaboradora, que ha vuelto a revivir peleas y guerras que hacía tiempo que estaban muy enterradas, encuentra en su familia el motor que le lleva a seguir luchando. Ya cansada, Belén está a punto de explotar. Los ataques de María José Campanario han hecho que los nervios vuelvan a aflorar, pero la de Paracuellos cuenta con un as en la manga. Tal y como ha podido saber ‘Lecturas’, la familia de Jesulín está de su lado. ‘La Jose’, como ahora ha bautizado a Campanario, se encuentra más sola que nunca.

La carta que lo ha cambiado todo

Según asegura el entorno de Campanario, la odontóloga no se arrepiente de nada de lo que escribió en la ya famosa carta. Un desagradable comentario de Belén Esteban habría hecho que María José saltase y corriese a defenderse y expresar su postura en un medio, su red social, que pensaba que sería menos público. Evidentemente, esto salió a la luz a las pocas horas. Desde entonces, las espadas están en alto. ¿Cuál será el próximo movimiento de ambas?