La boda de Anabel Pantoja va a ser el evento que dará el pistoletazo de salida a la nueva temporada. La sobrina de Isabel Pantoja se casa con Omar Sánchez y lo hará en La graciosa rodeada de sus amigos y familiares. O al menos, de una parte de ellos. Los que tienen claro que van a acudir ya han empezado también con los preparativos. Belén Esteban ya tiene mirado el vestido que piensa lucir y ha dejado claro que incluso ya sabe lo que les va a regalar a la pareja. Y eso, sin duda, algo muy tradicional.

Artículo relacionado

“Le regalaré dinero. Lo que hay que regalar en una boda”. Belén Esteban no quiere complicaciones. La colaboradora, amiga íntima de Anabel Pantoja, tiene claro que va trasladarse hasta La graciosa para estar junto a la sobrina de Isabel Pantoja. Amigas cercanas, aunque a veces hayan tenido sus discrepancias, Belén no piensa dejar sola a Anabel en uno de los días más importantes de su vida. “Bizum no le voy a hacer porque no tengo Bizum”, apuntaba antes de que nadie la criticase.

Belén ha sido la primera en adelantarse a todos y ya ha ido incluso a mirarse el vestido que piensa ponerse para la ceremonia. La colaboradora tiene también el viaje organizado, tal y como explicaba en ‘Sálvame’, y aseguraba que no era tan complicado como muchos habían querido pintarlo. Todo con tal de acompañar a Anabel como esta hizo en su enlace con Miguel.

Muchas ausencias

Tendrá Anabel Pantoja un buen número de familiares a su lado el día de su boda pero también encontrará enormes ausencias. Su padre, Bernardo, por ejemplo, que no podrá acudir hasta La Graciosa. Tampoco lo hará, parece ser, su tía Isabel. La cantante no se ha pronunciado públicamente pero no parece plausible que quiera coincidir con sus hijos Kiko e Isa que sí estarán con Anabel.