Aurah Ruiz hizo saltar todas las alarmas el pasado martes tras publicar unas preocupantes imágenes suyas desde el hospital. Nadie sabía qué le pasaba y ella tampoco daba más detalles sobre los motivos de su ingreso. Simplemente aparecía en stories con gesto cansado y abatido y una única palabra sobreimpresa en mayúsculas sobre las imágenes: "MIERDA".

¿Qué le pasaba a Aurah? Unas horas más tarde, volvió a hacer aparición vía Instagram para dar las gracias a todos sus fans que, preocupados, no paraban de mandarles mensajes pero, de nuevo, no explicó qué le pasaba. La angustia seguía.

Artículo relacionado

Pero su silencio se ha roto, a medias, y es que la ex tronista ha compartido una nueva tanda de stories en los que ha explicado qué la llevo al hospital y, sobre todo, tranquilizar a su audiencia. En las imágenes aparece tan guapa como de costumbre y con su habitual brillo en los ojos, sin rastro de dolencias y el cansancio de su paso por el hospital, lo que nos ha tranquilizado bastante.

Este pasado lunes visitaba 'Sálvame' más guerrera que nunca y más tarde se fue de cena y fiesta con sus amigos, entre ellos Omar Montes, que sigue disfrutando del verano de su vida tras proclamarse ganador de 'Supervivientes 2019'. "Me puse malita, me ingresaron, me pusieron la vía (intravenosa) y me dieron medicación", ha empezado a relatar la ex de Jesé.

Sin especificar lo que le pasa realmente, la joven ha compartido que al final decidió pedir el alta voluntaria, muy preocupada por reunirse en Canarias con su hijo, Nyan, quien necesita sus cuidados. "Me dejaron irme porque tenía un avión, mi niño...", ha contado. Eso sí, en Canarias tendrá que hacerse una serie de chequeos y pruebas médicas para dar con lo que realmente padece.

"Espero que no sea nada", ha dicho Aurah con la voz entrecortada. Así, y aunque hay que esperar los resultados de las pruebas, ha querido tranquilizar a sus fans asegurando que no siente dolor y que está "bien", pero sobre todo ha querido agradecerles los "millones de mensajes" que le han hecho llegar en estas angustiosas horas.