En el sexto episodio de Rocío: contar la verdad para seguir viva, Rocío Carrasco dibujó a un Antonio David Flores manipulador que "utilizó" a sus hijos con el único objetivo de hacerle daño: "Él siempre ha querido pedirlos e ir de padre doliente, de que no se le daba a los niños, ni se le dejaba ver a los niños... Pero es incierto, nunca los ha querido tener. Lo tenía que ver como padre doliente y dándose golpes de pecho y no", manifestaba con rabia además de dejar claro que el padre de sus hijos solo pasó la manutención durante cuatro o cinco meses.

Cada vez que habla Rocío Carrasco es inevitable buscar reacciones en los protagonistas colaterales. Si bien Rocío Flores sigue con su vida en Málaga, ha sido Antonio David Flores, a quien los exámenes psicosociales no dejaban en un buen lugar, quien ha vuelto a atender a la prensa a las puertas de su casa.

Artículo relacionado

A diferencia del martes en el que el colaborador de televisión se mostraba tranquilo y anunciaba que iba a tomar medidas legales al respecto por sentirse calumniado y difamado, este jueves, su rostro apesadumbrado decía todo lo contrario aunque ha vuelto a reiterar que se encuentra "bien". Al ser preguntado por las últimas declaraciones de la madre de sus hijos, Antonio David era tajante: "No lo vi, la verdad, para qué te voy a engañar", le reconocía al reportero. Verdad o no, parece que el malagueño ha tomado una determinación y eso pasa por no ver (al menos en directo) el programa protagonizado por Rocío Carrasco.

Quedan horas para el debut de su mujer, Olga Moreno, en 'Supervivientes 2021', y Antonio David está atravesando sus horas más bajas. El colaborador se ha refugiado en sus hijos pequeños, junto a los que se le ha visto pasear por las calles de Málaga.