Todavía no han llegado los Reyes Magos, pero Antonio Banderas ha querido adelantarse a ellos haciéndose un auto-regalo de categoría: ¡nada más y nada menos que un avión! Se trata de un Gulfstream G200, el mismo modelo que utiliza Cristiano Ronaldo desde 2015 (aunque él lo tiene alquilado).

Este aparato en concreto era propiedad de Telefónica y la compañía lo ha vendido dentro de una “una política general de reducción de gastos operativos”, según adelantaba Vanitatis. Aunque el avión vale 20 millones de euros, el actor lo ha podido adquirir por 4,5 millones al tener 8 años de antigüedad.

Artículo relacionado

Aunque la información se ha hecho pública ahora, la transacción tuvo lugar la pasada primavera y, desde entonces, el avión se encuentra aparcado en un aeropuerto cercano a la casa londinense de Antonio Banderas. El Gulfstream G200 cuenta con 8 plazas en cabina (sin contar las de la tripulación), alcanza una velocidad máxima de 900 km/hora y mantenerlo cuesta unos 7.000 euros al mes. Con él, el actor malagueño podrá viajar no solo por Europa, sino que también puede llegar a América. En fin... ¡todo un regalazo!