Anabel Pantoja llevaba varios días menos activa de lo habitual en sus redes sociales y, haciendo gala de esa cercanía que le caracteriza con sus seguidores, ha explicado este miércoles el motivo. La sobrina de Isabel Pantoja empezó a encontrarse mal el pasado fin de semana, cuando comenzó a presentar tos y fiebres, dos de los síntomas del coronavirus. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha explicado a través de un vídeo que ha compartido en su Instagram que acudió al médico y que, aunque no pudo realizarse la prueba del Covid-19, está bajo tratamiento y haciendo cuarentena y ya se encuentra mucho mejor.

Artículo relacionado

“Este vídeo lo hago para toda la gente que me está preguntando que por qué no conecto con vosotros para cocinar, para bailar o simplemente para hacer ejercicio. Voy a conectarme, pero he tenido un fin de semana y una semana un poquito delicada. No me he encontrado bien. He tenido algunos síntomas que me preocuparon, como la tos y la fiebre, aunque ya he ido al médico, está todo bien, me han mandado un tratamiento y no han considerado hacerme la prueba del coronavirus, porque hay gente muchísimo más grave que yo”, ha contado Anabel.

Tras contar que al no poder hacerse la prueba del coronavirus no sabe si lo tiene o no, la sobrina de Isabel Pantoja ha aclarado que está cumpliendo con las medidas para hacer frente al Covid-19. La joven se ha mostrado optimista y ha recordado la importancia de cumplir las pautas para acabar con la pandemia: “No sabemos si tengo coronavirus o no, pero simplemente deciros que estoy aquí en cuarentena, que yo me quedo en casa, que tenemos que seguir las pautas, que hay que recuperarse y que, por supuesto, volveré para cocinar, para entreteneros y para darlo todo. Os quiero”.

Anabel Pantoja ha tranquilizado diciendo que ya se encuentra mucho mejor: no tiene fiebre ni problemas para respirar. “Mucha tranquilidad a los míos, solo quería explicarlo yo misma tal cual ha pasado. Viernes empecé con tos y fiebre, seguidamente con síntomas que me preocupaban, finalmente los médicos, que por supuesto establecen prioridades, han decidido mandarme a casa con mi tratamiento y realizar una buena cuarentena. Al no tener fiebre ya, ni problemas para respirar, puedo estar tranquila”, ha escrito en Instagram, desde donde ha querido tranquilizar a su familia. Anabel se encuentra lejos de los suyos, ya que la crisis del coronavirus le pilló en Canarias, adonde se mudó junto a su novio Omar el pasado diciembre.