Anabel Pantoja ya ha dado por finalizadas sus vacaciones y desde hace unos días ya ha regresado a la tele y ya lo tiene casi todo a punto para su boda con Omar Sánchez, que tendrá lugar el primer fin de semana de octubre. Pero entre su vuelta a la pequeña pantalla y los preparativos para el gran día, la colaboradora también tiene tiempo para relajarse. Este fin de semana ha viajado a Canarias y después de tanto tiempo lejos de su hogar, está aprovechando al máximo para disfrutar de su casa, del mar y… ¡De su particular forma de relajarse! Una forma que ha dejado atónitos a sus seguidores.

Artículo relacionado

Anabel Pantoja ha combatido el calor de Canarias con una ducha de lo más refrescante en la azotea que ha compartido en sus redes sociales. En las imágenes, la sobrina de Isabel Pantoja aparece en el exterior, parece que sin ropa, y sacando su lado más sensual. Además, le ha puesto el toque divertido al momento al tapar su trasero con un emoticono para que no se vea más de la cuenta. Con esta ducha, Anabel ha vuelto a presumir de curvas y de que siempre hace lo que le apetece y como le apetece. O al menos eso intenta, porque también ha hecho algo a lo que a priori estaba un tanto reticente y con lo que ha hecho muy feliz a Omar Sánchez.

Anabel Pantoja ducha

Anabel Pantoja disfruta de una refrescante ducha.

Instagram @anabelpantoja00

Durante un día de playa, el lugar del que más les gusta disfrutar juntos, Omar Sánchez ha enseñado a Anabel Pantoja a practicar windsurf. Tanto el canario como la colaboradora han compartido las imágenes del instante en el que ella se ha subido a la tabla e intentando mantener el equilibrio ha hecho el esfuerzo de practicar este deporte que a él tanto le apasiona. ¡Y no se le ha dado nada mal!

Anabel Pantoja

Anabel Pantoja practicando windsurf.

Instagram @anabelpantoja00

Con todas estas imágenes la pareja ha dejado claro que se encuentra en un buen momento de su relación, que el paso de él por ‘Supervivientes 2021’ y las polémicas que rodean a la familia de ella no afectan en absoluto a su noviazgo y que piensan exprimir al máximo los días que quedan antes de que llegue el instante de darse el sí quiero.