La vuelta de Anabel Pantoja a 'Sálvame' ha estado marcada por las polémicas. La sobrina de Isabel Pantoja no solo se ha tenido que enfrentar a los escándalos que rodean a su familia, sino que de manera fortuita salía a la luz un distanciamiento con Belén Esteban. Por si eso fuera poco, este sábado María Patiño estallaba contra ella acusándola de "interesada y mentirosa", unas declaraciones que provocaban las lágrimas en la colaboradora.

Anabel Pantoja veía la intervención de María Patiño en directo e inmediatamente llamaba al equipo de 'Socialité'. Totalmente destrozada, la influencer expresaba su disgusto: "He visto a María así contra mí y yo no entiendo, no sé qué le he hecho...".

Artículo relacionado

En esta conversación telefónica, Anabel, sin poder dejar de llorar, reconocía que esta guerra mediática no le merece la pena: "Tengo ganas de irme de esta mierda. He vuelto porque pensaba que valía la pena pero no me compensa porque yo soy buena persona".

Anabel Pantoja solo tiene un deseo que pasa por vivir tranquilamente en Canarias "con la gente que me quiere y una cerveza. No quiero lujos", admitía con la voz entrecortada y las lágrimas brotando de sus ojos. Al límite, la sobrina de Isabel Pantoja ha amenazado con dejar su trabajo en televisión: "Yo esto no lo soporto porque no me gustan los malos rollos. Me duele en el alma que María vaya así. Yo no he vuelto para malos rollos, no me apetece, no me compensa el programa".

María Patiño

María Patiño en 'Socialité'

Mediaset

"María no es mi amiga pero les tengo cariño, son compañeros", sentenciaba Anabel desvelando que aunque ha intentado ponerse en contacto con Belén Esteban para aclarar el motivo de su enfado, la de Paracuellos lo ha rechazado: "Ya la he llamado pero no le apetece y yo la respeto. No quiero mediadores porque muchos solo quieren malmeter. Belén me ha pedido tiempo y yo se lo voy a dar".