Los últimos meses han estado repletos de buenas noticias para la actriz Anabel Alonso. El pasado mes de mayo su pareja Heidi Steinhardt dio a luz a Ígor, su primer hijo en común. Desde entonces ambas se encuentran volcadas en los cuidados del bebé pero también han sacado tiempo para hacer algo muy especial. Hace unas semanas se conoció la noticia de que Anabel y Heidi se habían casado. Una boda que celebraron en la más estricta intimidad y de la que muchos de sus allegados se enteraron por los medios de comunicación. Decidieron llevar su enlace en secreto porque debido a la situación actual, no iban a poder celebrarlo como les gustaría, algo que pretenden hacer en cuanto las circunstancias lo permitan.

Artículo relacionado

Pese a no haber podido hacer una gran celebración, para la actriz el día de su boda con su pareja fue un día bonito y que quedará siempre para el recuerdo. Aunque no saben ni cómo ni cuándo celebrarán con familiares y amigos la buena noticia, para ellas este paso más en su relación ya supone algo muy importante. Entre las personas que seguro que le encantaría que estuvieran para celebrar su boda está su madre. Para la humorista es una de las personas más importantes de su vida y en los últimos meses, con el hecho de que esté en una residencia de mayores, lo ha pasado un tanto regular.

Además de hablar de su boda, Anabel ha contado qué es lo que más pena le da de la crisis sanitaria actual y de la situación de su madre, y es algo que tiene mucho que ver con su hijo. Es una situación que tal y como ha reconocido le tiene “muy tristona”, pero ahora no queda más remedio que asumirla. Si quieres saber los detalles que ha dado Anabel sobre el día de su boda y sobre la tristeza que siente por la relación entre su madre y su hijo… ¡Dale al play!