¡Menudo susto! Los ladrones aprovecharon que Álvaro Morata se encontraba concentrado con la Selección Española en las Islas Feroes para asaltar, durante la noche del viernes 7 de junio, su mansión situada en el barrio de La Moraleja de Madrid. Al parecer, la pareja de cacos no esperaban la presencia de nadie dentro de la casa y entraron, por medio de la escalada, dispuestos a llevarse todo lo que encontraran a su paso.

Al parecer, al darse cuenta de la presencia de personas en el interior, los encapuchados se apoderaron a toda prisa de objetos de gran valor económico y sentimental del deportista y de su pareja, entre los que cabe destacar varios relojes y joyas de la modelo.

Artículo relacionado

En el interior de la casa se encontraba Alice con sus dos hijos, Alessandro y Leonardo, además de una empleada del hogar. Aunque no se ha confirmado, varias fuentes aseguran que los ladrones iban armados, pero lejos de las pérdidas de gran valor económico fue el susto que vivió la mujer del futbolista.

No es la primera vez que se produce un robo en casa de un futbolista cuando se sabe que este no se encuentra en la casa. De la misma manera le pasó a Joaquín, y es que parece estar convirtiéndose en una moda para los ladrones.