Alessandro Lequio se ha reincorporado al trabajo después de que la semana pasada pasara por el quirófano. Tal como publicaba Informalia, el colaborador televisivo se sometía a una operación de cadera la semana pasada que le obligaba a ausentarse unos días de los platós.

Después de unos días de baja, el conde volvía a ocupar su puesto en la 'tertulia rosa' de 'El programa de AR', donde Ana Rosa Quintana se ha preocupado inmediatamente por el estado de salud de su colaborador.

Artículo relacionado

"¿Pero te ha dolido?", se interesaba la presentadora. "No me ha dolido nada. Fue increíble, en cuanto salí de la operación ya no me dolía nada", le respondía enérgico Alessandro, a la vez que revelaba que le había operado el doctor Zamora.

Alessandro Lequio

El tono jovial habitual de Lequio despejaba cualquier duda sobre la recuperación de la intervención, que ha sido rápida y no ha presentado problemas. El padre de Álex Lequio, quien sigue luchando contra el cáncer que le diagnosticaron hace un año y medio, solo ha comentado que, aunque se encuentra "muy bien", tiene que mantener "la pierna en un ángulo de 90 grados" y tener "unos cuidados", con el fin de no provocar posturas forzadas que puedan resentir la zona intervenida. De ahí que haya estado sentado durante toda su intervención en un altillo.

Artículo relacionado

No cabe duda de que el optimismo y la energía son los dos puntos fuertes de padre e hijo. La reciente operación de cadera de Alessandro no ha resentido ni un ápice los punzantes comentarios con los que salpica los temas que se debaten en la 'tertulia rosa' de 'El programa de AR'.

En alguna de las imágenes publicadas por su hijo en su cuenta de Instagram, aparecía el colaborador televisivo llevando bastón. Se presume que la intervención de cadera era la vía para que deje de necesitar ayuda para caminar.

Alessandro Lequio, de 59 años, siempre ha presumido de una forma física envidiable, e incluso la ha exhibido en directo recientemente, comparándose con Hugo Castejón.

El programa de AR