Para Aitana Ocaña el verano del 2018 está siendo muy diferente al del año pasado. En solo 12 meses se ha transformado en la esperanza del pop patrio, y eso, quieras o no, también modifica tus vacaciones. Si el año pasado disfrutaba su abundante tiempo libre con sus amigos de toda la vida ahora, entre concierto y concierto, hace lo mismo pero en un imponente catamarán en Ibiza.

Artículo relacionado

Tras el disgusto inicial con el que arrancaron sus vacaciones, ahora disfruta de estos días en uno de los destinos preferidos por los famosos del panorama nacional e internacional, y ella, como la nueva estrella que es, también cumple con este ‘ritual estival’. La triunfita con sus amigos y amigas alquilaron un yate en el que pasaron el día. Esta actividad se trata de una colaboración con una empresa que se dedica al alquiler de barcos, que, por una jornada de 8 horas en el mar que concluye viendo atardecer a bordo, puede llegar a cobrar hasta 3.500 euros por día. En el caso de Aitana, que la ha promocionado tanto en sus stories como en una de las fotos con más éxito de su timeline de Instagram (ha conseguido más de 400.000 ‘me gusta’ en menos de 24 horas), estas horas en el mar le habrían salido, si no gratis o cobrando, sí con una importante rebaja a cambio de promoción de la empresa.

Aún tiene por delante 4 días para descansar antes de volverse a meter en faena y prepara la vida post-OT, cuando el empieza la realidad. Ella, junto con compañeras como Ana Guerra o Miriam, tiene por delante un futuro brillante.