Desde que salió de la Academia de OT 2018 apenas ha tenido días libres, por eso, Aitana Ocaña estaba ansiosa por marcharse con unos amigos de mini vacaciones. Tenía por delante 5 estupendos días en Ibiza que pensaba aprovechar al máximo, pero, nada más empezarlas ha tenido un enorme disgusto. Un cabreo supino que ha querido compartir con sus seguidores con una finalidad: denunciar de manera pública, para que así, nadie más, se vea en su misma situación. Os contamos qué le pasó o, mejor dicho, qué no le pasó.

Artículo relacionado

Nunca he querido hacer algo así, ni recamar nada porque creo que hay mucha gente que trabaja para que las cosas salgan bien…”, Aitana entendía la gran influencia que tiene en redes sociales y no quería que sus palabras sirvieran para que a otra persona le cayera ‘la del pulpo’, pero deseaba que otros viajeros no se viesen afectados por una situación parecida a la suya.

Después de que un amigo suyo casi se quedara sin poder viajar, que el avión tuviera retraso y haberse pegado el madrugón del siglo para facturar las maletas… al llegar a Ibiza se ha topado con que el equipaje de ninguno de los pasajeros del vuelo había llegado a la isla. “Hemos ido a la recogida de equipajes y nos han dicho que el avión llegaba vacío. Hemos venido a reclamar y la señora que estaba trabajando nos ha dicho que esto llevaba varios días pasando, que en Barcelona las personas no querían cargar las maletas, nos decía (…) Hoy voy a perder todo mi día por saber donde está mi maleta, cuándo va a llegar”. Ocaña reiteraba que no quería echar las culpas a nadie pero que tampoco deseaba que esto volviera a ocurrir.

Finalmente, la aerolínea le ha hecho llegar su maleta y, ahora ya sí, solo tiene que preocuparse de una cosa, de disfrutar estas vacaciones.