Agustín Bravo ha sido el último expulsado de ‘Supervivientes 2021’. El presentador ha puesto fin a su aventura en Honduras tras enfrentarse al televoto con Lola y Palito Dominguín. El pasado jueves Agustín llegó a Playa Destierro y desde entonces ha convivido allí con las dos concursantes que continúan una semana más en el ‘reality’. Dos rivales muy fuertes que llevan ya varias semanas de convivencia. Los espectadores han decidido que Agustín Bravo ponga fin a un concurso en el que ha pasado por varias fases.

Artículo relacionado

Agustín Bravo fue uno de los concursantes que se quedó hasta el final en el barco encallado. El presentador no fue elegido para convertirse en concursante de pleno derecho en ninguna de las votaciones. Posteriormente, pasó a ser lacayo y tuvo que convivir sin poder salir del perímetro marcado en la playa con sus compañeras Alexia Rivas (la anterior expulsada), Lara Sajén y Sylvia Pantoja.

Pese a estas situaciones un tanto incómodas, el presentador ha asegurado que ‘Supervivientes 2021’ ha sido una aventura que siempre recordará y saca mucha parte positiva de ella. Entre otras cosas, Agustín Bravo ha destacado la admiración que siente por Lola y Palito Dominguín. Para él, uno de los mejores momentos ha sido “darme cuenta de que ellas son un equipo fabuloso. Me han sorprendido. Son muy buenas en muchas cosas”.

Lola, Palito, Agustín

Lola, Palito y Agustín en el momento de conocer la expulsión.

Telecinco

Entre los momentos más destacados del paso de Agustín Bravo por la isla han estado cuando sacó su carácter frente a Melyssa Pinto, cuando vio que Alexia Rivas le dejó vendido frente a Jorge Javier o cuando habló de cómo según él influyó Isabel Pantoja en su marcha de Canal Sur. Ahora al presentador le toca regresar a España y la próxima semana estará en el plató para analizar el concurso que le ha llevado de vuelta a la televisión nacional.