Ágatha Ruiz de la Prada se ha sometido por primera vez al polígrafo de Conchita en Viernes Deluxe y no ha dejado indiferente a nadie. La diseñadora española se ha sincerado como nunca delante de Jorge Javier Vázquez y los colaboradores, y hasta se ha decidido a confesar todas las operaciones estéticas que se ha realizado a lo largo de su vida.

Artículo recomendado

Ágatha Ruiz de la Prada no descarta casarse con José Manuel Díaz Patón

Ágatha Ruiz de la Prada no descarta casarse con José Manuel Díaz Patón

"Al principio era muy reacia a la cirugía estética, pero me estoy aficionando. Me hice un lifting porque cuando pasó lo de Luismi, yo me fui a París y llegué allí y me hicieron una foto los paparazzi, y me la mandó Eduardo, director de una revista y me dijo que si podía publicarla... Yo me vi y le dije que sí, pero que me hiciese Photoshop. Entonces llamé a una de mis mejores amigas cuyo marido es cirujano y decidí que me operaba. Yo es siempre me he preguntado por qué le hacen Photoshop a la Preysler y a mí no. Y luego me hice una cosita en los párpados. Pero solo eso", ha asegurado Ágatha.

Ágatha Ruiz de la Prada en Viernes Deluxe.

Ágatha Ruiz de la Prada en Viernes Deluxe.

Telecinco

Un polígrafo en el que se ha sincerado como nunca en todos los sentidos porque también ha contado que tiene una hermana secreta.

"Yo solo he hablado con ella por teléfono. Yo me entero por el testamento. Mi padre metió en un cajón la cosa del juez. Dicen que se parece mucho a mí. Es más pequeña que yo. Mi padre tuvo una secretaría monísima, simpatiquísima, maravillosa… Se llamaba Mari Carmen y ella me escribía unas cartas todas las semanas cuando yo me fui a París. Mi padre era horriblemente mujeriego y mi madre se separó. Luego de repente Mari Carmen se casó y se fue a vivir en A Coruña. Mari Carmen es la madre de esta niña.. Tendrá quince años menos que yo. Cuando cumplió 18 años reclamó sus derechos, pero aún estamos con lo de la herencia", ha confesado.