Adriana Abenia, colaboradora de 'Espejo público', se ha reafirmado en sus últimas declaraciones acerca de la maternidad. Casada con Sergio Abad, al que conoce desde el colegio, es madre de una preciosa niña, Luna, nacida en julio de 2018.

En una entrevista que ha concedido a Vanitatis, Adriana Abenia ha vuelto a incidir en lo que ya anunció hace meses en sus redes sociales: no tiene ninguna intención de darle un hermanito o hermanita a Luna, así que la niña parece que va a crecer como hija única, eso sí, con la compañía de sus primitos. Uno de ellos, Martín, está a punto de venir al mundo y seguro que Luna estará encantada de jugar con él en el futuro.

Artículo relacionado

Adriana Abenia ha sufrido en los últimos meses un importante tema de salud, por el que tuvo que ser intervenida de urgencia. Un bulto sospechoso en el pecho tuvo que serle extirpado a Adriana que se llegó a temer lo peor, pues su madre ya padeció cáncer de pecho. Por suerte, la operación fue un éxito y Adriana está perfectamente. "Lo del pecho fue algo que no sabía si contarlo o no, pero luego pensé que si conseguía que al menos una mujer fuera a hacerse las pruebas diagnósticas iba a merecer la pena", ha explicado Adriana.

Además, aprovechó la intervención para retorcarse el busto que, tras haber sido madre, le había quedado algo caído. "Me ha quedado el pecho muy bonito y ahora toca lucirlo", dice Adriana, quien ha vuelto a recalcar que no quiere ser madre de nuevo. "Nunca me había planteado hacerme esto, pero ya que tenía que entrar a quirófano, quise arreglármelo, porque ahora mismo pienso que no voy a volver a ser madre".

El pasado verano, haciendo una ronda de preguntas y respuestas en su Instagram, Adriana Abenia respondió a uno de sus seguidores a la pregunta de si volvería a ser madre. Ella respondió que no. "No puedo más. Los demás sois muy valientes y tenéis una energía envidiable", argumentó. Y es que Luna absorbe todo su tiempo y, por lo que decía, también agota sus baterías.

"Mucha gente me dice que si la voy a dejar sola, pero pienso que es algo relativo. Muchos hermanos no tienen una relación extremadamente estrecha y sobreviven ante las adversidades. Pretendo que Luna sea muy sociable y lo es, lo que me encanta, porque es muy disfrutona. La idea desde un principio es tener un hijo solo, aunque he dicho a tantas cosas que no y he acabado haciéndolas... ", confiesa en Vanitatis.