Aunque no sabía si hacerlo público o no, Adriana Abenia daba un paso al frente este martes y contaba a todos sus seguidores el por qué de su estancia en el hospital. "Siempre he procurado ser honesta con lo que siento y lo que hago, y con el fin de evitar especulaciones, prefiero decíroslo yo", así empieza una sincera carta en la que la periodista ha relatado a través de su perfil de Instagram qué le ha llevado a pasar por el quirófano.

Artículo relacionado

"Hace poco me detectaron un bulto sospechoso en el pecho", escribía horas más tarde de haber sido intervenida por el Dr. Iván Mañero y con el miedo todavía en el cuerpo. Afortunadamente todo quedaba en un susto y "aunque cansada, la operación ha ido muy bien". De hecho, Adriana Abenia aprovechaba la cirugía para mejorar el estado de sus mamas: "He aprovechado para corregir el volumen perdido después de convertirme en mamá y aumentarlo un poquito", explicaba con toda la naturalidad.

Adriana Abenia

Adriana Abenia desde la cama del hospital

Instagram @adrianaabenia

Adriana Abenia no ha ocultado que cuando le diagnosticaron el dichoso bulto sintió miedo y ha vuelto a recordar la importancia de la prevención: "Como os decía hace unos días, la mejor lucha es la detección temprana, no lo olvidemos", aconseja.

Finalmente, aprovechaba este mensaje desde su cama en el hospital IM Clinic de Barcelona y con gesto agotador para agradecer el apoyo incondicional que ha recibido por parte de su marido Sergio: "Es una suerte tenerte cerca, eres hogar" y, por supuesto, ha expuesto las ganas locas que tiene de volver a abrazar a su hija Luna: "En nada podré volver a verte y jugar contigo, cuida de los abuelos". ¡Mucho ánimo!