Marta Peñate, la que fuera concursante de 'Gran Hermano 16' y de 'La isla de las tentaciones' ha demostrado que da grandes momentos y que genera situaciones de tensión y de aventura que le dan mucha vidilla al programa. Eso sí, en la última de estas aventuras por poco Marta no lo cuenta. O eso dice ella.

Artículo recomendado

'Supervivientes 2022': Marta Peñate y Tony Spina viven el reencuentro más romántico y divertido

'Supervivientes 2022': Marta Peñate y Tony Spina viven el reencuentro más romántico y divertido

Uno de sus mayores miedos de ser una superviviente era el hecho de que le aterra el fondo del mar y no quería bucear. Gracias a Anuar, quien compartió tiempo como parásito, Marta se lanzó a nadar bajo del mar (que diría La Sirenita) pero se encontró con un visitante inesperado.

"Que me da un microinfarto. Acabo de ver una p*** mantarraya. Una mantarraya con un rabo más grande que el de Roco, ni Nacho Vidal tiene ese pene", decía gritando y saliendo del agua como alma que lleva el diablo. Anuar, que aunque no se reía tenía cara de divertirse un poco ante la reacción de su compañera, intentaba decirle que volviese al agua pero Marta se mantenía tajante: "Hasta aquí llegó mi aventura en el mar. No era una mantarraya, era la madre de las mantarrayas, me electrocuto y me quedo aquí".

Marta Peñate, una de las concursantes más polémicas

Tras la visita de su chico Tony Spina, Marta parece tener claro que tiene que darlo todo porque ya ha llegado muy lejos en 'Supervivientes 2022'. Aunque es cierto que ha discutido con casi todos sus compañeros, como bien apuntan desde el plató del programa en cada conexión, Marta es una de las joyas de esta edición por el juego que da. ¿Se alzará con el premio?