‘Estirando el chicle’ es, por méritos propios, uno de los podcast más escuchados. Carolina Iglesias y Victoria Martín comentan sin demasiados filtros temas que preocupan a cualquiera. Suelen recibir halagos tanto por sus oyentes como por las personalidades, siempre femeninas, que acuden al programa. Sin embargo, las últimas semanas han sido complicadas para este dúo cómico y para el resto del equipo. Durante estos meses estivales quisieron mantener su programa, aunque con una ‘Summer Edition’. En ella aprovecharían para reunirse a sus compañeras de equipo que tienen otros proyectos radiofónicos fuera de ‘Estirando el chicle’, como ‘Las Patricias’, de Patricia Espejo, pero la visita de Patricia Sornosa no fue bien recibida.

Artículo recomendado

Carolina Iglesias y Victoria Martín, ¿qué ha pasado con las presentadoras de 'Estirando el chicle'?

Carolina Iglesias y Victoria Martín, ¿qué ha pasado con las presentadoras de 'Estirando el chicle'?

Las redes sociales se llenaron de opiniones y críticas sobre esta invitación a una humorista que ha tenido más de un comentario tránsfobo. Pero esos mensajes no se quedaron solo en simples comentarios. Las cómicas también recibieron amenazas e incluso hubo algún valiente que se atrevió a escribir al entorno de las creadoras de ‘Estirando el chicle’ y a las marcas con las que trabajan. Han pasado dos semanas y ‘Estirando el chicle’ ha vuelto para emitir su última entrega del ‘Summer Edition’.

‘Estirando el chicle’ ha querido agradecer el apoyo que ha recibido durante estas semanas tan complicadas. “Un besito a todas las que nos habéis acompañado en estos programas de verano en una edición que podríamos titular ‘Summer Edition: más tronchas que nunca'”, escribían a través de Instagram. "Gracias por seguir aquí en las risas y en las no tan risas". Estas palabras aparecen junto a una instantánea que retrata un abrazo grupal que muestra cuál ha sido su actitud en estas semanas: trabajar juntas.

Las consecuencias de la polémica

Tanto Victoria Martín como Henar Álvarez decidieron abandonar Twitter tras sufrir una oleada de mensajes de odio. La primera de ellas relató, a través de una historia en Instagram, los tipos de mensajes que tanto ella como su propia familia estaban recibiendo. Quien sí que emitió un comunicado para pedir perdón por lo ocurrido fue Carolina Iglesias: "Quiero pedir disculpas a la gente que se haya sentido decepcionada, a mi colectivo LGTBIQ+, al que he fallado, y un gracias enorme a la gente que no nos ha soltado la mano en estas semanas tan duras". Esto también lo hicieron desde la cuenta oficial del programa, en donde publicaron un texto en el que explicaban lo ocurrido y recalcaban su compromiso con el colectivo LGTBIQ+.