'First Dates' abre sus puertas noche tras noche para que sus comensales encuentren el amor. Joel y Paula acudieron al restaurante de Carlos Sobera para celebrar Carnaval y con la esperanza de encontrar el amor. Acudieron, como el resto de solteros, con antifaces, para intentar ocultar (pero poco) su físico e intentando mantener así el misterio hasta el final. Sin embargo, su cita fue una de esas que, incluso antes de empezar, sabes que está sentenciada al fracaso.

Artículo recomendado

'First Dates': las confesiones de un comensal que han dejado sin palabras a su cita

'First Dates': las confesiones de un comensal que han dejado sin palabras a su cita

Paula solo necesitó una frase de Joel para saber que no habría una segunda cita. Se presentó diciendo que le gustaba mucho el gimnasio, algo que no agradó a su cita: "Es un heterobásico", anticipó Paula en el confesionario de 'First Dates'. "No seas mala. No prejuzgues, conócelo", recibió como respuesta. Pese a la primera impresión, le dio una segunda oportunidad.

First Dates

Paula y Joel, en el carnaval de 'First Dates'

Mediaset

Ambos de negro, emprendieron el camino hacia el restaurante con la esperanza de que cambiara ese mal sabor de boca con el que empezó la cita. Cada vez que intentaban buscar un punto en común o compartían sus gustos se daban cuenta de que se encontraban en las antípodas. Un ejemplo: él era relaciones públicas en el mundo de la noche, mientras que ella prefería pasar las noches en casa disfrutando de una buena película y un helado. Joel se definió como 'egoísta'; Paula como 'muy empática'.

Artículo recomendado

Carlos Sobera, con un cabreo monumental en 'First Dates' al desenmascarar a un impostor

Carlos Sobera, con un cabreo monumental en 'First Dates' al desenmascarar a un impostor

'First Dates' les propuso un juego, uno que confirmó las sospechas de Paula. Tuvieron que responder a la pregunta de cuál era su fantasía sexual. "Me mola la lencería, un disfraz de enfermera cachonda o de monja cachonda", respondió Joel. Por si esta contestación no fue suficiente para enojar a Paula, se sumó la siguiente, que respondía a qué harían en su segunda cita: "Te llevaría a un hotel a hacer cositas... Es que soy muy activo". Paula contestó que preferiría ir al cine porque es más selectiva.

Paula, como se podía anticipar, no quiso una segunda cita con Joel: "Ha sido un básico de narices, solo le faltaba hacer el 'unga, unga'", comentó entre risas a cámara. "Creo que no hemos congeniado como debería haber sido", le dijo a Joel.