Sí, habéis leído bien. Carlos Sobera tuvo que pedir que abandonara el restaurante al comensal que recibió en la noche del martes 1 de febrero al percatarse de que él ya había estado en 'First Dates'. La noche comenzó como una noche más. El presentador recibió a un hombre que aseguraba estar buscando el amor. Cogió la tablet para enseñarle supuestamente algo que tenía que ver con su cita: “Te quiero enseñar una cosa, a ver qué te parece”. Pero en la pantalla no apareció ella, el presentador le mostró imágenes de si mismo en el programa.

Artículo recomendado

Ainhoa, en 'First Dates': "Vengo buscando un completo, un hombre con trabajo estable y coche"

Ainhoa, en 'First Dates': "Vengo buscando un completo, un hombre con trabajo estable y coche"

El comensal ya había acudido al programa, con otros nombres y con identidades diferentes. Esto dejó totalmente anonadados a los espectadores, quienes rápidamente compartieron su sorpresa en las redes sociales, criticaron la actuación del comensal e incluso publicaron alguna que otra broma; también aplaudieron el discurso de Carlos Sobera sobre la actitud del farsante hacia el programa.

Esta vez, David acudió con la barba teñida de rojo y azul y con la voz demasiado aguda, algo que achacó a una puberfonia o falsete mutacional, un trastorno de la voz poco común que provoca que la voz se mantenga aguda, infantil. Sobera le recibió con cordialidad, hasta que el presentador le mostró un video en el que apareció un hombre de pelo estilo afro, y con el nombre de Jesús, entrando en el restaurante del programa. "Soy yo. Estaba esperando este momento", confesaba David. Hubo un segundo vídeo. En el aparecía David con un tercer look. Esta vez llevaba moño y barba gris, respondía al nombre de Abilio, tenía la voz rasgada y unos andares diferentes. “Aunque me veas riendo, no te estoy vacilando, Carlos”, aseguraba el farsante. Y un cuarto, el de David.

First Dates

Jesús acudió a 'First Dates' con cuatro identidades diferentes

Cuatro

La primera pregunta de Sobera fue contundente: "Eres Pedro, eres Jesús, eres David y Abilio, ¿quién es real?". "Jesús", respondía el comensal con su voz normal. "Cuatro veces aquí, engañándonos. El problema no es que nos engañes a nosotros, que eso no va a ningún sitio. El problema es que la gente que viene a citarse contigo, viene buscando el amor de verdad y los has engañado a todos", dijo el presentador de forma contundente.

Artículo recomendado

La cita más tensa de 'First Dates': "Un triste", "sin sangre" y "maleducado"

La cita más tensa de 'First Dates': "Un triste", "sin sangre" y "maleducado"

Sobera quiso que se explicara, quiso saber por qué se comportaba así. "Yo os pido perdón y me gustaría pedirle disculpas a las personas que estuvieron aquí. No sé explicarte, lo hago por instinto", dijo Jesús, pero la respuesta que no fue suficiente para el presentador. "¿Te das cuenta de que has jugado con el prestigio de 'First Dates'? Nosotros estamos aquí no para hacer tonterías, sino para que la gente encuentre el amor", reprochó Sobera antes e invitarlo a que abandonase el restaurante y no volviese más.