Con permiso de la novia, la imagen de David y Victoria Beckham en la boda de su hijo Brooklyn con Nicola Peltz era una de las más esperadas y después de mucho esperar... ¡la tenemos! La madrina no ha defraudado y para este día tan especial se decantaba por un impresionante vestido de satén de inspiración lencera en tono gris perla que nos ha dejado sin habla.

Artículo recomendado

Brooklyn Beckham y Nicola Peltz se casan en Miami en una boda de 3,5 millones de euros

Brooklyn Beckham y Nicola Peltz se casan en Miami en una boda de 3,5 millones de euros

Aunque la seguridad del evento era máxima, los paparazzi captaron una romántica imagen del matrimonio cogidos de la mano minutos antes del 'sí, quiero' y gracias a ella hemos podido ver un poco más del estilismo que Victoria Beckham ha lucido y que la convierte en la madrina más sexy. Un espectacular vestido confeccionado en seda con tirante fino, encaje en la zona del escote y la espalda, y ligera cola que le sentaba como un guante. Una opción impecable que completaba con sandalias y un clutch rígido al tono.

Horas más tarde era la propia Victoria quien compartía en redes sociales otra de las instantáneas más buscadas del día, su posado junto a David Beckham. "Orgullosos papá y mamá. Felicidades, señor y señora Beckham", escribía junto a dos fotografías en las que, por fin, hemos podido captar el brillo del espectacular diseño.

Fiel a su estilo, Victoria optaba por un sofisticado moño alto con el flequillo desenfadado, un recogido cargado de tendencia que además le ha ayudado a ganar visualmente unos centímetros de más. Mucho más clásico ha sido David Beckham que se inclinaba por un esmoquin en color negro con pajarita. Lo que es un misterio es si Victoria, de la misma forma que la novia, lució un segundo look.

Una boda millonaria de más de 3 millones de euros

Brooklyn Beckham y Nicola Peltz se casaron bajo el ritual judío ante 300 invitados. El enlace tuvo lugar en una de las casas que la familia de la novia posee en Miami. Un enclave paradisíaco en primera línea de playa que está valorado en 90 millones de euros y a la que no faltaron caras tan conocidas como Eva Longoria, Mel C, Serena Williams y Gordon Ramsay, entre otros.