Elsa Pataky se ha convertido en la protagonista de las alfombras rojas estos últimos días tras comunicar que será una de las coprotagonistas de la primera serie de Netflix australiana, Tidelanders. La actriz ha posado enfrente de los focos para acudir a sus estrenos, y lo ha hecho por todo lo alto, apostando por dos de sus looks más llamativos. Ambos están firmados por el diseñador australiano Toni Maticevski, y sus diseños potenciaban su lado más sensual. Se trata de dos vestidos, totalmente distintos, pero igual de llamativos, que han levantado opiniones de todo tipo.

Artículo relacionado

El último vestido que ha lucido, ha sido su apuesta más arriesgada y perfecta para la inspiración de estas fiestas. Se trata de un vestido de perlas y abalorios que se encuentran bordados sobre un tul transparente. Un diseño mini, de cuello alto, con mangas amplias y un bajo asimétrico, que marcaba su figura y que la convertía en el centro de atención de todas las miradas.

Elsa Pataky

Elsa combinaba este imponente vestido con unos zapatos de tacón de Louboutin, cubierto de lentejuelas y en color plateado, que elevaban aún más el look sin llegar a recargarlo.

Pero, el segundo vestido que lució, fue el que genero opiniones totalmente contradictorias. Este look, que lo compartió en su perfil de Instagram , no tardó en ser comentado por sus seguidores.

Un vestido negro con escote pronunciado y asimétrico, donde se combinaban dos telas diferentes en los tirantes, una en negro siguiendo con el diseño del vestido, y la más llamativa en blanco con lentejuelas bordadas.

En ambos casos apostaba por un recogido con todo el cabello hacia atrás y por un maquillaje en tonos nude, donde destacaba la mirada. Pero, este último diseño es el que se convertía en el centro de un debate dentro del mismo tablón de la publicación.