La compatibilidad de Tauro y Piscis es muy alta, especialmente en el terreno de la amistad. Aunque pertenecen a signos antagónicos, Tierra y Agua respectivamente, sus relaciones de todo tipo serán generalmente buenas, incluso muy buenas. Sus rasgos de carácter coinciden o son muy complementarios, por lo cual Tauro y Piscis, haga lo que haga el otro signo lo encontrarán adecuado, entenderá sus motivos y dará el visto bueno en cualquiera cosa que hagan. Pueden formar una pareja maravillosa, tener en el otro signo a su mejor amigo y mantener una relación laboral larga y muy fructífera, todo un regalo de la vida.

TAURO Y PISCIS EN EL AMOR: Se atraen de entrada y suelen constituir una de las parejas mejor avenidas del zodíaco.

Nadie duda de la capacidad de Tauro y Piscis para atraer a los demás. Seductores natos aún sin saberlo ni proponérselo. Ahí es donde radica, precisamente, buena parte del encanto natural que ambos comparten. La simpatía y las sonrisas suelen presidir esta relación en la que ambos creerán alcanzar el mar en calma que necesitan. También sus índices de complicidad y comunicación están muy por encima de los que pueden experimentar con otros signos. Tauro y Piscis están destinados a entenderse con una sola mirada, sin que medie una palabra. El amor entre ellos sí que puede llevar por la vía del flechazo, pues un pequeño gesto puede ser el detonante para despertar su pasión, sobre todo por parte del romántico Piscis. Tauro, por su parte, admira la personalidad de Piscis, aparentemente tan sencilla pero tan compleja en el fondo. Tauro y Piscis triunfarán como pareja, con una vida en común feliz y sin contratiempos. Aspiran a lo mismo y también huyen de los mismos fantasmas que podrían hacer tambalear su unión. Piscis, tan espiritual, anhela tener una pareja más terrenal, como es Tauro, que le haga pisar más firme en el suelo y no la deje revolotear demasiado en las alas de una fantasía que a veces le es adversa.

TAURO Y PISCIS EN LA AMISTAD: Son tan complementarios que se convertirán de entrada ya en amigos inseparables.

El binomio formado por Tauro y Piscis suele formar lazos sólidos de amistad. La lealtad de ambos signos hace que si inician este recorrido intenten mantenerlo por todos los medios con el paso del tiempo. Pese a las diferencias evidentes de sus signos, Tauro y Piscis están destinados a comprenderse, apoyarse y aprobar siempre cualquier propuesta que haga uno de ellos. Por supuesto también existen algunas diferencias que se manifiestan más marcadas si la amistad dura muchos años, simplemente por una cuestión de confianza, pero nunca pensarán en serio en alejarse de su amigo. El etéreo Piscis, que suele idealizar a las personas que le atraen, también lo hará con Tauro y mucho más si éste manifiesta ya tendencia a querer compartir esta amistad. La entrega de Piscis a esta persona, a quien encontrará todas las gracias posibles, sorprenderá agradablemente a Tauro, quien valora mucho el afecto de quienes le rodean. Tauro, por su parte, le ofrecerá a Piscis su solidez y su forma pausada de hacer las cosas, aspectos que cautivarán a Piscis ya que carece de estos aspectos tan positivos. Serán amigos leales de por vida y sin complicaciones si ponen atención en dominar esos celos bastante absurdos que asaltan a ambos de vez en cuando.

TAURO Y PISCIS EN EL TRABAJO: Considerarán la excelente relación entre ambos como un regalo del Universo

Es en este terreno donde Tauro y Piscis pueden manifestar algunas diferencias, aunque serán pocas y poco importantes. Podrán más los aspectos complementarios que unen a ambos signos, que cuatro cosillas que pueden obviar o corregir. Lo importante es que también en este ámbito establecerán una conexión inmediata, se caerán bien y se sentirán cómodos de trabajar juntos. Lo tomarán como un regalo del Universo y lo valorarán. En este apartado, Tauro y Piscis aprenderán mucho el uno del otro y llegarán a admirarse mutuamente por sus respectivas cualidades. Piscis, que no concede demasiada importancia al dinero, al lado de Tauro aprenderá a darle su justo valor y podrá administrarse mucho mejor. Tauro, por su parte, percibirá que la capacidad social de Piscis y su empatía le abren numerosas puertas por las que él también podrá pasar. Los beneficios que alcanzarán con esta asociación en el terreno laboral, serán más altos de lo que ninguno de los dos signos puede prever. La capacidad de organización de Tauro, será muy apreciada por Piscis puesto que carece de ella,. A Tauro le gustan las personas originales y los jefes creativos. Ambas cualidades se dan en Piscis. Sea cual sea su posición en el orden jerárquico del trabajo, la relación entre Tauro y Piscis funcionara siempre como una seda.