La escalada es un deporte cuya fama ha incrementado notablemente en los últimos años y podría decirse que "está de moda". Le ocurre lo contrario a las doctrinas religiosas las cuales han perdido practicantes en los últimos años. Por ello, y para conservar algunas de las edificaciones históricas, una asociación de escalada de Bruselas ha alquilado una iglesia neogótica para instalar un espectacular rocódromo en su interior. Es el acuerdo al que han llegado las partes que ostentaban la iglesia y la asociación de escalada 'Maniak'.

Un nuevo 'templo' para la escalada

Bélgica es un país con mucha cultura y rico en monumentos históricos y religiosos, pero cada vez son menos quienes hacen uso de estas últimas infraestructuras que, además, cuestan mucho mantener. De hecho, en los últimos años este país ha sufrido una notable pérdida de católicos practicantes. En 2018 apenas el 7% de la población era practicante. Como consecuencia, Bélgica se ha reinventado y ha decidido darle una segunda vida a las parroquias. Es el caso de la imagen del nuevo rocódromo en Bruselas ubicado en la iglesia neogótica de San Antonio de Padua, que está dando la vuelta al mundo. Este lugar se ha convertido ahora en un templo para los escaladores que practican deporte.

Artículo recomendado

Así es la vida en el único pueblo de España 'maldito' y excomulgado

Brujería

Esta iglesia se construyó a principios del Siglo XX en Forest, un distrito bruselense. Desde entonces, la iglesia ha ido perdiendo importancia en el lugar hasta que sus habitantes la han abandonado por completo. Dado que es un lugar impresionante, 'Maniak', una asociación que gestiona salas de escalada, ha decidido aprovechar la iglesia para acondicionar en su interior un rocódromo. François Berkmens, uno de los socios, explicó en una entrevista a 'EFE' que "las cosas fueron muy bien, todo fue muy fácil, muy sencillo y muy bonito. Y lo sigue siendo ahora". Al parecer, la asociación propuso a la parroquia esta idea la cual le pareció maravillosa, ya que así se le seguiría teniendo un uso social y para el bienestar de las personas.

Así pues, han firmado un contrato de arrendamiento de 30 años de duración. En este periodo de tiempo la asociación de escalada 'Maniak' podrá hacer uso de la infraestructura y todas las instalaciones que contiene la iglesia, excepto un lugar sacralizado que todavía se utiliza para llevar a cabo actos religiosos. Aun así, acondicionar la iglesia no ha sido una tarea nada fácil, ya que según cuenta la asociación, la iglesia estaba en mal estado por su abandono. Los distintos integrantes de la asociación se encontraron con goteras, grietas en las paredes y una gran cantidad de escombros y basura, aunque no fue nada que no tuviera remedio.

Después de un tiempo de duro trabajo, Maniak ha abierto en la iglesia un rocódromo que puede acoger hasta 150 personas en su interior. Además, todos los escaladores que acudan al centro deportivo podrán disfrutar de varias modalidades de escalada. François Berkmens, miembro de 'Maniak', asegura en la entrevista a 'EFE' que "fue una situación en la que todos salieron ganando". "La parroquia quería cuidar su edificio y preservarlo para la gente del barrio y nosotros queríamos abrir un rocódromo accesible y abierto para todo el mundo, ya sean familias que vivan en la zona, estudiantes o gente que esté de paso en Bruselas", ha contado a la agencia de noticias. 

El auge de la escalada en el mundo

La escalada se ha convertido en uno de los deportes de moda en todo tipo ciudades. Ha sufrido un gran auge y ya es todo un 'boom social'. La prueba de ello es el notable aumento de rocódromos en España, además de en otros países europeos. De hecho, España supera ya los 360 rocódromos operativos. Son la Comunidad de Madrid y Cataluña los lugares con más centros deportivos de este tipo de todo el país. Una de las razones que puede haber impulsado esta práctica es la concienciación social sobre hacer deporte. Cada vez son más quienes se dan cuenta de la importancia de hacer deporte y los beneficios que tiene para nuestra salud.

Los más valientes y, sobre todo, quienes no temen a las alturas son aquellos que apuestan por este intrépido y aventurero deporte. Además, este deporte tiene muchas disciplinas distintas y se puede practicar en varias modalidades. Por ejemplo, hay quienes prefieren la escalda indoor, mientras que los más valientes prefieren la escalada outdoor. Sin duda es un deporte excepcional para practicar en cualquiera de sus formas.