La infanta Pilar está imparable y ha reaparecido con muy buen aspecto en una de sus citas imprescindibles: la presentación de una nueva edición del Rastrillo benéfico Nuevo Futuro, del que es presidenta de honor. La hermana del rey emérito, don Juan Carlos, padece cáncer de colon y hace un mes estuvo ingresada por otras molestias pero nada le frena y sigue cumpliendo con esos compromisos que le apetecen y apasionan. "Aquí estoy, sigo viva y voy a estar al pie del cañón ayudando en todo lo que pueda", declaraba durante la rueda de prensa inaugural.

Artículo relacionado

Y lo ha hecho acompañada de Cósima Rámirez, la hija de Ágatha Ruiz de la Prada, colaboradora habitual del Rastrillo. Doña Pilar con ganas de bromear y ataviada con un look muy otoñal al que ha puesto la guinda con un sombrero de guiños cowboy se ha mostrado muy animada, y es que no hay nada mejor que una buena actitud para superar un año que realmente está siendo complicado para ella.

También ha bromeado con los periodistas, pidiéndoles que no agobiaran mucho a la reina Sofía cuando vaya al rastrillo en los próximos días, porque "es muy gastona y nos conviene que gaste mucho", bromeaba con ese sentido del humor que le caracteriza.Y es que la relación entre la madre de Felipe VI y la infanta Pilar es muy cercana.

infanta Pilar Rastrillo Nuevo Futuro
Gtres

La infanta, de 83 años, ya se dejó ver en Palma de Mallorca tras su último ingreso y lo hacía visiblemente recuperada de las molestias que la llevaron al hospital, y este lunes ha vuelto a dejar muy claro que está estupenda. La tía del rey Felipe VI tuvo que ser intervenida de urgencia en febrero tras sufrir una obstrucción intestinal y el pasado mes de agosto dio un importante susto a todos sus seres queridos al ser ingresada de urgencia por una repentina bajada de defensas generalizada.