Faltaba algo por hacer.La entronización de Naruhito de Japón tuvo lugar hace unas semanas, pero no se pudo culminar. Alrededor de este momento tan importante hubo muchos actos. Royals como don Felipe y doña Letizia, Victoria de Suecia o Guillermo y Máxima de Holanda estuvieron presentes en algunos de los ostentosos eventos que se celebraron. Pero hubo uno del que no pudieron disfrutar. Las inclemencias meteorológicas impidieron que se celebrara el desfile en el que Naruhito y Masako de Japón se acercaran a los ciudadanos para festejar que él ya es el emperador del país asiático.

Artículo relacionado

Por fin el tiempo ha dado una tregua y los japoneses han podido disfrutar de este paseo en el que el emperador y su mujer se han mostrado muy felices. Son cinco las ceremonias que se tienen que llevar a cabo para que la entronización sea culminada y por fin hoy lo han conseguido. En un coche descapotable y sin dejar de saludar a las más de dos mil personas que han estado presentes, Naruhito y Masako han dado muestra de su felicidad. El paseo ha estado repleto de medidas de seguridad para evitar percances. Pese a ser un momento festivo, durante el desfile nadie podía gritar ni tocar ningún instrumento musical. Incluso ha estado prohibido realizar fotografías y se ha pedido a los ciudadanos que vivían en los alrededores de la zona que retirasen de sus balcones algunos elementos.

Naruhito y Masako

Para la ocasión Masako, a la que se ha visto muy emocionada, ha lucido sus mejores galas. La emperatriz ha optado por un vestido blanco pero si algo ha llamado la atención han sido sus complementos. Una espectacular tiara y unos pendientes y un collar repleto de diamantes han sido la elección de Masako para uno de los días más importantes de su vida.