Meghan Markle no ha pasado desapercibida ni un momento en su corto paso por la realeza. La Duquesa de Sussex hizo oficial su salida de la familia real británica como miembro sénior, junto al principe Harry este 31 de marzo. Una despedida que tampoco ha dejado indiferente a nadie y que les ha llevado a comenzar una nueva vida en Los Ángeles. Su innegable buen gusto y elegancia a la hora de vestir para cada aparición pública, le ha convertido en una de las mujeres más inspiradoras e influyentes para el mundo de la moda. Y también en una musa para algunos de los diseñadores más reconocidos.

Artículo relacionado

Pero, si hay algo por lo que también ha destacado, ha sido por la manera de acertar con cada look de belleza probando con diferentes peinados favorecedores, y muy sencillos. La clave del éxito ha estado en encontrar ese punto medio entre el minimalismo y lo actual. Para ello, ha contado con un estilista inmejorable y dueño de uno de los salones de belleza más reconocidos de Londres, y uno de los favoritos de las celebrities, George Northwood. Quien ha querido despedirse de ella publicando sus seis peinados favoritos, e icónicos de su vida como Royal. Unas propuestas beauty perfectas para las próximas invitadas de boda.

  • Melena Suelta

Uno de sus looks más minimalistas, y fáciles para adaptar a cualquier tipo de melena. Su estilista escogía un look muy natural para la vuelta tras su baja de maternidad. Para ello, escogía todos los detalles tanto dentro de su estilismo de pantalón negro y camisa blanca, como en su propuesta de belleza con el pelo suelto, raya al medio y sin apenas maquillaje.

  • Coleta baja y pulida

Una propuesta sofisticada y minimalista, que deja todo el cabello recogido en una coleta baja con la raya al medio y el cabello muy pulido. El peinado perfecto para los looks más arreglados, que no añadirá más formalidad.

  • Moño bajo con la raya de lado

Una propuesta clásica y perfecta para cualquier estilismo arreglado. Un moño amplio y con volumen, con la raya a un lado, que deja todo el protagonismo al look con el que lo combines y que se convierte en el mejor acompañante de una pamela

  • Recogido despeinado

Este tipo de moño más informal, ha sido uno de los más icónicos de Meghan. El peinado escogido para la fiesta posterior a su boda, con su segundo vestido de cuello halter. Para la ocasión, recuperaba su moño bajo de una manera diferente. Con la raya al medio y sin tensión, sacaba dos mechones frontales y dejaba un look mucho más desenfadado.

  • Melena con ondas marcadas

Un peinado favorecedor para los cabellos midi y largos. Una melena con la raya a un lado y unas ondas muy marcadas al inicio del rostro, que aportan volumen y sofisticación al look completo.

  • Moño bajo y pulido

Meghan ha conseguido reinventar este clásico peinado de varias maneras, siendo la forma pulida una de sus favoritas para llevar la raya al medio y dejar todo el rostro despejado, para elevar su maquillaje y, por supuesto, su estilismo.