Jonathan Pérez y Yoli Claramonte están a un paso de la reconciliación definitiva, aunque no sea como pareja. Tras su separación y la confesión del ex gran hermano de infidelidad, Jonathan anunció que tenía un objetivo y es recuperar a la madre de su hija aunque para ello tuviera que cambiar en muchas cosas.

Así, y sin pensárselo dos veces, ha sacado su cara más romántica en su último vídeo de 'MTMad' y se ha plantado en la casa de su ex para pedirle perdón, y lo ha hecho flores en mano. Un detalle que Yoli ha agradecido y que ha resumido en una contundente y significativa frase: "Me va a dar una ambolia (embolia, en realidad)".

Artículo recomendado

Verdeliss (GH VIP 6) explica los verdaderos motivos de la crisis con su marido

Verdeliss (GH VIP 6) explica los verdaderos motivos de la crisis con su marido

Jonathan, arrepentido, ha escuchado las suplicas de su ex mujer y se ha propuesto mejorar en todo aquello que a ella no termina de convencerle. "Quiero aprender, mejorar... Aunque hay cosas en las que me tienen que querer tal y como soy", ha dicho el surfista.

La relación de los ya míticos 'primos' nos enganchó a todos desde el minuto uno, y de hecho muchos son los que aún lloran la ruptura de la preciosa familia que formaron junto a su peque, Valeria. Jonathan es consciente de esto y por ello, aunque le cuesta horrores, ha sacado del fondo de su ser su lado más romántico y caballeroso: "Te pido perdón y solo te digo que quiero mejorar, no te pido nada más. He seguido trabajando conmigo mismo y los puntos que tú me pediste", le ha dicho a su mujer tras comprarle un bonito ramo.

Yoli Jonathan

Yoli y Jonathan han puesto las cartas sobre la mesa y sin levantar la voz ni entrar en reproches han aclarado sus sentimientos profundizando en sus problemas ante la cámara. "Soy un desastre y lo sabes", ha dicho él, a lo que ha añadido: "No soy tan cariñoso como tú pero no significa que yo no te quiera. Tonta, que te quiero mucho, pero mucho mucho". Y se han fundido en un emotivo abrazo. Bien, Jonathan, la cosa promete.