Joaquín Jiménez se ha sentado por primera vez en un plató de televisión. Este joven andaluz es el exnovio de Ana Soria. La novia de Enrique Ponce mantuvo una relación con él cuando ambos estudiaban en Granada, poco antes de comenzar su relación con el torero. En los últimos días Joaquín ya había dado algunas declaraciones y para su sorpresa recibió una advertencia por parte de Enrique. “Los abogados de Enrique me enviaron un burofax por correo y WhatsApp para que no hable de su vida privada. Me sorprende por parte de él. Ellos no me pueden prohibir que vaya a algún sitio porque yo haya sido novio de su actual novia”, ha contado. Y este burofax ha sido el que ha hecho que en lugar de callarse, Joaquín haya decidido dar la cara.

El joven no ha dudado en dar su opinión en el programa 'Viva la Vida' sobre la relación entre la estudiante de Derecho y el diestro. “Los veo bastante emocionados a los dos. A él lo veo más encariñado y a ella más impactada”, ha afirmado. Pese a que ahora les ve bien, duda del futuro de esta relación. “La veo ilusionada pero por la diferencia de edad no sé si esto tiene futuro. Personalmente creo que no”. Pese a que no pone la mano en el fuego por ellos, no le extraña que estén juntos porque “a Ana le gusta el mundo taurino, no sé si será su torero favorito”. Además ha contado que cuando estaba con ella, Ana estaba muy pendiente de un torero en redes sociales, aunque no sabe quién era.

Joaquín, ex de Ana Soria

Joaquín lo tiene claro. Si hay alguien que está disfrutando de esta relación esos son los amigos de Ana Soria. “Los amigos serán los que más lo están disfrutando porque estarán flipando”, ha dicho con sentido del humor. Pese al temor de Enrique Ponce por lo que pudiera decir Joaquín, el andaluz no ha querido hablar mal de su exnovia, todo lo contrario. “Ana para mí es una niña estupenda, me cae genial. Nunca voy a decir nada malo de ella”, ha asegurado dejando claro que su intención no es hacer daño a la pareja.