Emma García despide un año de luces y sombras muy agradecida con los que le rodean. La presentadora está en un buen momento profesional y ha estado durante toda la pandemia al pie del cañón, pero tras contagiarse de coronavirus lo ve todo con otros ojos y tiene aún más fuerza. Y ha querido tener un maravilloso gesto con sus compañeros de trabajo.

Artículo recomendado

El divertido percance que Emma García ha sufrido al comienzo de 'Viva la vida'

El divertido percance que Emma García ha sufrido al comienzo de 'Viva la vida'

La presentadora ha querido sorprender a sus colaboradores y ha comprado lotería de Navidad para todos. "Yo comparto todo que compartir es vivir", ha dicho con una sonrisa de oreja a oreja. Emma García vivirá una Navidad diferente, ya que cenará en Madrid con su marido y su hija. "Me voy a quedar sin ver a mi queridísima familia", ha explicado en 'Viva la Vida', pero ha querido celebrar con su equipo estas fechas tan señaladas.

Emma García
Mediaset

Emma García volvió al trabajo hace unos días tras estar confinada por su positivo en Covid. La presentadora vasca volvía al trabajo con lágrimas en los ojos. "Vengo con mucha energía y fuerza", sentenciaba no sin antes enviar un mensaje a su compañera Sandra Barneda, quien ocupó su lugar al frente de 'Viva la vida' durante los días de baja: "Gracias, gracias y gracias por tu profesionalidad y por el cariño que has mostrado hacia mí".

La presentadora de 'Viva la Vida' no podía evitar las lágrimas al recordar a sus padres, con los que este año no podrá sentarse en Navidad pero a los que siempre lleva muy cerca. "Quiero mandar un beso a mis padres porque les he dado un disgustazo a los dos. Me han cuidado fenomenal como tú lo hubieses hecho ama...y ya está... ¡Viva la vida", decía muy emocionada y recibiendo el cariño de sus compañeros de programa a los que está muy unida.