Desde que se conocieran en 'Supervivientes 2019', la relación de Violeta Mangriñan y Fabio Colloricchio ha pasado por infinidad de altos y bajos. Después de pasar la Navidad en Italia junto a la familia de él, la pareja ha protagonizado un rifirrafe en el plató de 'Mujeres y hombres y viceversa' por los celos del italiano.

Toñi Moreno ha notado que la joven no se encontraba bien y le ha preguntado directamente qué le ocurría. La extronista, ha roto a llorar y ha explicado el motivo: "Fabio me acaba de decir que si le vuelvo a tocar la mano a Guzmán se va del plató".

Artículo relacionado

"Te has pasado tres pueblos, tío", continuaba ella visiblemente enfadada. Ante las palabras de la valenciana, Fabio ha explicado que no ha sido ese el motivo de su enfado sino "otros problemas" y que prefería abandonar el plató: "No me puede sacar ahora que yo me enojé por eso, porque el enojo viene de ayer".

Violeta y Fabio

Pero Violeta, haciendo gala de su carácter ha estallado: "No merezco que me trates así". Fabio intentaba hablar pero esta solo le rechazaba: "Déjame", decía. Al ver que la disputa iba en aumento, la presentadora ha intervenido y les ha pedido que lo arreglaran.

Cuando la pareja regresó al plató, Nagore Robles se ha apresurado a darle un consejo muy valioso a Fabio: "Tú sabes que el amor no tiene nada que ver con la posesión, ¿no?". El italiano ha querido excusarse por lo sucedido aunque ha vuelto a mostrar su disgusto por la actitud de su chica al acariciar la mano del pretendiente. Harta de la situación, Violeta ha explicado que lo ha hecho "sin querer". La ex de Sandra Barneda ha zanjado la pelea dándoles un buen consejo: "Creo que tenéis que confiar el uno en el otro. Esos ataques de celos que tenéis ambos no son buenos".