Una neumonía bilateral a consecuencia de la Covid-19 mantuvo ingresada a Bárbara Rey durante más de una semana. Afortunadamente, la vedette ha plantado cara al virus y la semana pasada recibía el alta para seguir su recuperación en casa. No habíamos vuelto a saber nada de ella hasta este miércoles que abandonaba el centro médico en silla de ruedas en compañía de su hija Sofía Cristo que se fundía en un cariñoso abrazo con su madre.

En chándal y cubierta bajo unas oscuras gafas de sol y la mascarilla de rigor, Bárbara Rey, con gesto apesadumbrado, reconocía estar especialmente "débil" desde que se le diagnosticó la enfermedad. "Tengo los resultados bastante bien pero tengo que seguir con tratamiento. Te deja muy cansada y he tenido neumonía bilateral", confesaba.

Artículo relacionado

Este bache de salud le ha obligado a cancelar todos sus compromisos profesionales. Entre ellos, su participación en la segunda edición de 'El Desafío', un proyecto que le hacía una ilusión muy especial y donde iba a concursar mano a mano con Jesulín de Ubrique y Omar Montes, entre otros. Como bien ha confesado ella mima "la salud es lo primero" y seguro que habrá más oportunidades de cara al futuro. ¡No te pierdas las primeras palabras de Bárbara Rey tras superar el coronavirus. Dale al PLAY!

Ahora son sus hijos, Sofía y Ángel, quiénes están totalmente volcados en la pronta recuperación de la vedette que a pesar de haberse cuidado mucho a lo largo de estos meses de pandemia se contagiaba solo unas semanas antes de recibir la ansiada vacuna.

Artículo relacionado