La pareja formada por Sofía Suescun y Kiko Jiménez ha hecho las maletas y ha cruzado el charco con destino Miami, donde han pasado los primeros días de la Navidad. Un lugar de sol y playa desde donde nos están haciendo partícipes de todos sus movimientos. Momentos de risas, relax, posados de lo más sugerentes, degustaciones de ostras… y mucho, mucho amor.

La pareja, que ha tenido un año de lo más ajetreado tras el polémico paso de Kiko por GH VIP, está disfrutando de unas navidades poco convencionales en las que han dejado de lado las desconfianzas para disfrutar de su relación, que a juzgar por sus publicaciones va viento en popa.

Artículo relacionado

Sofía, ajena a todas las críticas que está recibiendo en nuestro país, ha presumido de tipazo en todas las publicaciones, no ha dudado en protagonizar una tradicional imagen cual vigilante de la playa desde la popular playa de South Beach sin pensar en el daño que este viaje estaba provocando en su madre.

Sofía Suescun y Kiko Jiménez

La pareja está viviendo una espontánea 'luna de miel' que nos recuerda al idílico verano que protagonizaron entre Maldivas, Marbella... Un vida de en sueño que han querido rememorar, eso sí, cruzando el Atlántico.

Maite Galdeano, dolida y enfadada

En Madrid se encuentra la madre de la protagonista quien ha hecho un llamamiento público a su hija: “Sofía tienes que venir ya porque lo mismo llegas y tu madre está en el otro barrio”. La alarmante llamada es como consecuencia de una fuerte gastroenteritis que ha sufrido en los últimos días, además de una soledad que no puede soportar. “Ya está bien de que me dejéis tantos días sola. Esto no lo soporta nadie. No tenéis fundamento ni vergüenza", decía a través de ‘Cazamariposas’.