Rosa Benito, Irma Soriano, Belinda Washington y Loles León se han reunido por tercera vez en ‘Ven a cenar conmigo. Gourmet Edition’ y su encuentro, como los anteriores, ha dado para mucho. Entre confesiones sobre sexo (Loles admitió que se había dado tres sesiones de láser para recuperar la hidratación en la vagina), Rosa Benito reconoció que se había hecho algún que otro retoque estéticos.

Artículo relacionado

A sus 63 años, Rosa Benito ha presumido de espectacular físico en nuestras páginas. Hace solo unas semanas posó en bikini y ya sabemos cuál es el secreto para estar así de estupenda. ¡Tiene truco! Eso sí, casi todo se lo debe a la genética.

El plasma. Me encanta porque tiene cosas tuyas y te deja una piel…”, le contó a sus compañeras de concurso que la escuchaban con atención. La excolaboradora de ‘Sálvame’ se refería a la bioestimulación plaquetaria. Este tratamiento, por el que han apostado famosas como Kim Kardashian e Irina Shayk, consiste en extraer la propia sangre del paciente, después se centrifuga para conseguir una concentración mayor de plasma y se vuelve a inyectar en algunas zonas, como la cara.

Antes, se había planteado inyectarse bótox, pero descartó la idea porque “el botox te deja sin expresión”. Ni patas de gallo ni código de barras, con lo que no se encuentra muy cómoda es con sus orejas. “He notado que me están creciendo mucho las orejas, sobre todo en las fotos. Como me queden 10 años más, voy a tener orejas como soplones”, bromeó.