Carmen Borrego ha empezado de cero y es una mujer nueva. Así lo han confirmado sus compañeros de 'Ven a Cenar Conmigo: Gourmet Edition', Víctor Sandoval, Bibiana Fernández y El Dioni, tras celebrar la última cena del concurso en la casa de la hija de María Teresa Campos. Fue una noche redonda para Borrego, que no solo se ha enfrentado a sus demonios y ha hecho las paces con dos de sus grandes enemigos en ese momento, Víctor Sandoval y Payasín, sino que además triunfó con su cena y se alzó ganadora de su edición llevándose los 3.000 euros.

Artículo relacionado

Ha pasado un año desde que Carmen Borrego viviera la situación que marcó un antes y un después en su vida televisiva. La hermana de Terelu participaba junto a sus por entonces compañeros de Sálvame en 'Sálvame Okupa', donde su paso fue breve pero intenso. En 48 horas, protagonizó varias polémicas y recibió un tartazo de Payasín que le abrió los puntos de su reciente operación de papada. "Yo entré al concurso con un certificado médico que dice que hay que tener cuidado con cualquier ejercicio que haga", se lamentó la colaboradora en una entrevista con Lecturas.

Tras este momento se desencadenaron diferentes acontecimientos para ella y su familia, sobre todo en una guerra con Sálvame que parecía no tener fin. Poco a poco Carmen ha ido remontando y en 'Ven a Cenar' ha dado buena cuenta de ello. Empezando porque ha invitado al mismísimo Payasín a la cena para demostrar que ella es una persona "con mucho sentido del humor" y que no tiene "nada en contra de Pol" (el actor que se mete en la piel del famoso Payasín).

Borrego Payasín

Un gesto que ha conmovido hasta al propio Víctor Sandoval, con quien durante la grabación del programa tenía un buen melón abierto. "No solo se enfrenta a Payasín, sino que lo sienta en su mesa... Me he reencontrado con la Carmen Borrego que yo conocía. Hay un antes y un después de Carmen Borrego después del Gourmet", ha dicho el colaborador. Y tan agradecido estaba a Carmen por su gesto que ha acabado dándose un auto-tartazo para apoyar a la hija de María Teresa.

Carmen ha reconocido que se quedó "muy tocada tras ese reality (Sálvame Okupa)' pero que ya está mucho mejor. "Poco a poco lo he ido consiguiendo, volver a estar más feliz", ha contado a sus comensales. Y la guinda la ha puesto su reconciliación con su pesadilla televisiva, y nunca mejor dicho: "Quería hacer algo conciliador. Imagino que él también lo ha tenido que pasar mal y la verdad es que me ha dado ternura. Quiero que seamos amigos".

Borrego