Anne Igartiburu es uno de los rostros más conocidos de nuestra televisión pero conocemos muy poquito de ella tras su imagen profesional muy querida y admirada. Su vida es hermética y pocos detalles conocemos más allá de que está felizmente casada con el director de orquesta Pablo Heras-Casado, y es mamá de tres hijos. Pero con Toñi Moreno, su buena amiga, se ha vaciado. No es la primera vez que la presentadora de TVE habla de la muerte de su madre, ya le comentó algo a Bertín Osborne en 2015, pero en 'Un año de tu vida' ha recordado este durísimo momento de su vida hablando largo y tendido de esta terrible pérdida.

Artículo relacionado

La madre de Anne Igartiburu falleció en un trágico accidente cuando ella tenía solo 16 años. "Mi madre murió salvándole la vida a otros, buscando a un niño que luego no apareció. Ella era voluntaria de Protección Civil y murió en un rescate, ella y el resto de personas que iban en el helicóptero", ha explicado con brillo en los ojos y emocionando a Toñi Moreno.

Anne Igartiburu Toñi Moreno

Anne se quedó sin su madre cuando era aún muy pequeña: "Murió muy joven, cuando las echas más de menos. Era una maestra de escuela, muy hecha a sí misma, dejó todo por amor... Cuando murió yo acababa de llegar de una beca en Estados Unidos, llevaba en casa cuatro días y me encontré con la ausencia de mi madre. La eché en falta en momentos complicados adolescencia, llevar la casa adelante con un padre deshecho que se quedaba sin su compañera, un hermano más pequeño... Esto me lo he trabajado".

La presentadora ha confesado que incluso haciendo la lista de su boda llegó a escribir el nombre de su madre junto al de padre. "Ahí te das cuenta de todas las veces que te hace falta, y en esos momentos importantes. Mi boda, cuando tienes un bebé, cuando te planteas dejar la carrera o decir que sí a un trabajo... Esto te hace ser prudente, y sabes que alguien o algo te está acompañando en el camino".

Anne Igartiburu Toñi Moreno
Canal Sur

Anne Igartiburu vive con el recuerdo de su madre y ha confesado que le habla mucho a sus hijos de ella. Emocionantes palabras la de la vasca, que se ha abierto como pocas veces delante de una cámara.