Olga Moreno aceptaba su participación en 'Supervivientes' con mucha ilusión y ganas de vivir la experiencia pero la aparición en escena de Rocío Carrasco ha hecho tambalear de manera absoluta esa tranquilidad de la que la empresaria gozaba en los últimos meses. Muchas informaciones ponían contra las cuerdas el viaje de la malagueña a Honduras en un momento tan delicado para su marido pero lo que es ineludible es que esta situación marcará su concurso.

Lejos de quedarse recluida en casa, Olga Moreno sigue adelante con su vida y está ultimando los detalles antes de poner rumbo a Honduras el próximo 1 de abril. Después del reencuentro con su marido, esta misma mañana se dejaba ver en la peluquería y aprovechaba para visitar la tienda de ropa que posee en Málaga.

Artículo relacionado

Ha sido Belén Esteban, amiga íntima de Olga Moreno, quien ha dejado claro desde el plató de 'Sálvame' que lejos de lo que se pueda pensar a la empresaria no se le ha pasado por la cabeza dar la espalda a su marido en este momento tan delicado: "Apoya a Antonio David al 100%". La de Paracuellos ha contado a sus compañeros que ella está en contacto directo con la superviviente y aunque prefiere no desvelar el contenido de sus conversaciones ha desvelado que la malagueña estuvo en Madrid este jueves para llevar a cabo una serie de diligencias.

Reencuentro familiar

En medio de la vorágine por la emisión de los dos primeros episodios de Rocío: contar la verdad para seguir viva, Antonio David se reencontraba con su familia en Málaga este jueves después de reunirse con sus abogados a lo largo de la semana. Este mediodía, toda la familia ha disfrutado de una comida en la casa familiar donde seguro le habrán mostrado su apoyo incondicional al colaborador que por el momento prefiere guardar silencio y le habrán enviado toda la fuerza posible a Olga para empezar su aventura en 'Supervivientes' ajena a las polémicas.