Emma García ha recibido la visita virtual en 'Viva la vida' de varias caras conocidas de la cadena que le han contado cómo están viviendo el confinamiento desde sus respectivas casas. Además de Jesús Vázquez, Christian Gálvez o Jesús Calleja, ha sido la presencia de Toñi Moreno en el que fuera su programa el que ha despertado un mayor interés.

Artículo relacionado

La presentadora andaluza se encuentra confinada en su casa de Madrid con la única compañía de su hija Lola, de tres meses. Lejos de su familia -que reside en Sanlúcar de Barrameda- la periodista tomó la determinación de quedarse en la capital después de que el Gobierno anunciase el estado de alarma y prohibiese cualquier tipo de desplazamiento. Afortunadamente, la pequeña se lo está poniendo muy fácil: "Es buenísima, come, duerme, sonríe… Llora solo cuando tiene hambre", explicaba la propia Toñi.

Sin embargo, ha reconocido que tiene el ‘corazón partío’ entre su faceta profesional como periodista y su papel de madre: "Ahora mismo me ha pillado esto siendo periodista, pero siendo madre también. Por eso tengo la sensación de no estar donde tengo que estar como profesional. Pero por otro lado, estoy donde tengo que estar como madre". Y es que no hay que olvidar que el periodismo para Toñi es totalmente vocacional y la ha llevado a recorrer el mundo buscando la noticia: "Mi pasión es el periodismo y cuando pasó lo del ébola me fui a África, estuve en Haití…yo quiero estar allí pero ahora soy madre y veo las cosas de otra manera", explicaba.

Toñi Moreno Viva la vida

La andaluza no se quedaba ahí y afirmaba que el coronavirus cambiará "nuestra manera de relacionarnos con los demás, el mundo no va a ser el mismo" a la vez que se lamentaba ante la incertidumbre de qué mundo le dejará a su hija. Sin embargo, siempre hay que buscar el lado positivo a las cosas y para la presentadora de 'Mujeres, hombres y viceversa' no es otro que el poder disfrutar de su hija: "Es buenísima, no tiene nada que ver conmigo".