Si por algo se caracteriza Toñi Moreno es por saber adaptarse a las mil maravillas a los cambios. En estos momentos está disfrutando de su nueva etapa en 'Viva la vida' durante las vacaciones de Emma García, una labor que terminará de cara al próximo mes de septiembre.

Con la vuelta al cole, la presentadora se enfrenta a un futuro profesional misterioso en Mediaset. Por el momento, se desconoce si tendrá o no un espacio para ella después de que Jesús Vázquez haya sido seleccionado por la dirección de la cadena como nuevo presentador de 'Mujeres y hombres y viceversa'.

Artículo relacionado

La periodista es consciente de su situación y así lo ha hecho público a través de su canal de Mtmad: "Estoy en un equipo de fútbol que se llama Mediaset y de repente el entrenador ha decidido que me sienta en el banquillo y que sale Messi a jugar. A mí no me queda más que entrenar muchísimo para que me vuelvan a llamar", reconocía a modo de metáfora. Pero no ha sido la primera vez que ha estado en una situación parecida: "Cuando yo me quedé sin trabajo en TVE me quedé en una situación un poco chunga y empecé a echarle la culpa a todos pero yo no hacía autocrítica", algo que afortunadamente ha cambiado.

Toñi Moreno

Sin embargo, la andaluza no se cierra en banda a la televisión y ya habría pensado un plan B en el caso de que su tiempo en la pequeña pantalla tuviera los días contados: "Estudié un año de coach. Pretendía dedicarme a ser coach si no me volvían a llamar de la televisión", reconocía abiertamente. Sus proyectos profesionales no se quedan ahí: "he escrito un libro, tengo un proyecto de teatro, dos programas de televisión ahora para septiembre. Osea que no paro".

Si antes era toda una mujer todoterreno a la que no se le caían los anillos por nada, con la llegada de su hija Lola el pasado mes de enero se ha vuelto muy miedosa: "Cada vez que tengo cambios tengo miedo y ahora que tengo una hija más".