Lola es, sin duda, la mejor compañera de vida de Toñi Moreno. Desde que nació el pasado mes de enero, la pequeña es la absoluta prioridad para la presentadora, por lo que cada vez le cuesta más separarse de ella por motivos de trabajo.

Toñi ha compartido en su cuenta de Instagram una divertida foto en la que podemos ver lo achuchable que está Lola, a sus ocho meses. La nena está cómodamente aposentada sobre el pecho y cuello de su famosa mamá que, como buenamente puede, asoma la cabeza por encima de la tripa de su hija. El 'colchón' ideal. "Buenos días gente maravillosa. Nada puede salir mal. #felizdomingo", escribe la presentadora. Y es que si hay algo que no le falta a Toñi es sentido del humor.

Artículo relacionado

Toñi Moreno
Instagram

Desde la llegada de Lola, la vida de Toñi Moreno ha dado un giro radical. Cansada, pero feliz, la maternidad en solitario es un trabajo duro y abnegado, tal y como confesó en exclusiva para Lecturas, pero también está lleno de recompensas, como bien saben todas las mamás. "Hay días en los que necesito que me toque un Euromillón porque me parte el alma separarme de ella. Otros... en los que trabajaría gratis", comentó hace unos días.

Ser madre fue siempre su sueño y, como es fácil suponer, Lola ha cumplido todas sus expectativas. ¿Pero sería madre de nuevo? Muchos seguidores se han hecho esa misma pregunta y Toñi no ha dudado en responderles: "No creo que mi cuerpo pueda resistirlo, para mí ha sido muy duro". Además, la edad también influye. Cuando uno de sus seguidores le ha preguntado que si fuera más joven tendría otro hijo, ella no ha dudado en contestar que "tendría doscientos".