Susana Molina es una murciana de 29 años que se proclamó ganadora de 'Gran Hermano 14', su gran éxito televisivo hasta el momento. Una edición que, sin duda alguna, estuvo marcada por el inicio de una relación amorosa con Gonzalo Montoya, su compañero de concurso y con el que ha estado 6 años después de salir de Guadalix de la Sierra.

Susana dejó todo para irse a Sevilla, ciudad natal de Gonzalo, acomenzar una nueva vida. Una vez instalada allí, abrió un negocio de uñas junto a Anabel Pantoja.

Artículo relacionado

Actualmente, la joven ha puesto rumbo a República Dominicana para participar en el nuevo concurso que ha organizado la cadena y que se emitirá en Telecinco y en Cuatro en el mes de enero como sustitución a 'GH DÚO'. ¿Habrán conseguido solucionar sus problemas de pareja?

"Estamos en un punto de la relación que queremos recuperar la ilusión que teníamos al principio", ha explicado en uno de los avances, aunque según ha podido saber Lecturas, tanto Gonzalo como Susana han decidido poner punto y final a su relación, confirmando así la crisis que estaban atravesando.

"Yo dejé mi vida por Gonzalo", ha señalado mientras explicaba que los primeros meses en la capital andaluza fueron muy complicados: "Era un poco carga para él".

El programa liderado por Mónica Naranjo promete dar muchos momentazos y ellos ya nos van preparando para la que se avecina: "Gonzalo y yo somos muy celosos, lo que pasa que tenemos una manera diferente de demostrarlo", ha contado.

Pero lo que tiene claro es que ella no perdonaría nunca una infidelidad: "Para mí tontear son muchas cosas. Soy súper vengativa y como le vea tontear se la voy a devolver cien por cien. Creo que hasta ahora no ha habido ninguna infidelidad, pero no pondría la mano en el fuego", ha rematado.