Cuando Enrique Ponce está a punto de lanzar su primer trabajo discográfico, tal y como publica Diez Minutos, el torero reconvertido en artista en tiempos de covid (curiosamente uno de los gremios más castigados por la pandemia) demuestra que no teme a nada ni a nadie, pues osará medirse con uno de los grandes, pues en el disco se incluirá hasta un dúo con Julio Iglesias

Artículo relacionado

Enrique Ponce debe de ser un hombre con tal dechado de virtudes que ha conseguido que mujeres como Paloma Cuevas o Ana Soria se vuelvan loquitas por él. Aunque la mayor parte de ellas son privadas y pocos tienen acceso a ellas, hay una en concreto que es vox populi. Y es que el torero ha dado buena cuenta de este don en sus redes sociales, donde se ha dedicado a mostrar a todos sus seguidores que no solo maneja bien la muleta, sino también sus cuerdas vocales.

Ponce da el cante y no sabéis cómo. Se atreve con todo. Lo mismo se arranca por Sabina que por Luis Miguel, que por cierto es amigo suyo. Adora cantar en grupo, pero cuando realmente se viene muy arriba es cuando le dejan solo. Cuando llega SU momento. SU estrofa. A Enrique, o Kike, en su nueva vida junto a Ana Soria, le encanta que sus amigos desenfunden la guitarra y así él pueda marcarse un ‘conci’ en acústico, su personal gala Starlite.

Artículo relacionado

Y, ya que se pone, no solo canta, también mueve las caderas con una soltura que pocos compañeros de profesión compartirán. Ponce baila sevillanas, toca los palillos pero, sobre todo, hace el ‘moonwalk’. Sí, sabemos que no lo habríais esperado de él, que no da el perfil. Sorpresas te da la vida. No debes juzgar un libro por sus tapas. El matador de toros, fuera del albero, hace una imitación de Michael Jackson digna de ‘Lluvia de estrellas’. ¿No nos crees? Dale al play y juzga por ti mismo si tiene o no tiene madera para ser futuro fichaje estelar de ‘Tu cara me suena’.