El puente de las emociones ha servido para que Melyssa Pinto se abriera como nunca con la audiencia. Completamente rota, la catalana ha desvelado todo lo que hizo sufrir a sus padres a consecuencia de su rebeldía y su grave problema con la alimentación: "Con 14 ó 15 años empecé a obsesionarme mucho con mi físico y perder peso, acabé enferma. Vomitaba y me obsesioné con el peso. Mis padres sufrieron mucho", contaba en un alarde de sinceridad.

Afortunadamente, todo eso es cosa del pasado y Melyssa Pinto es una mujer sana aunque como bien reconocía su madre Nela en el 'Deluxe' se trata de una dolencia que siempre estará presente: "Todavía tiene que estar supervisada por los médicos. Es un problema que no se supera nunca, todavía cuando empieza a comer tiene que respirar antes de empezar".

Artículo recomendado

Melyssa Pinto tiene muy claro en qué se gastaría los 200.000 euros del premio de 'Supervivientes 2021'

Melyssa Pinto tiene muy claro en qué se gastaría los 200.000 euros del premio de 'Supervivientes 2021'

Nela aprovechaba su intervención en el 'Deluxe' para narrar el infierno que vivió por la enfermedad de su hija: "Tenía 15 años me llamó el tutor y me dijo que no comía y cuando sus amigas comían en el patio ella se alejaba", contaba. Además, relataba que Melyssa siempre ha sido una joven con muy poca autoestima, algo que acentuó aún más su enfermedad: "Ella para estar bien siempre tenía que estar con novio y se maquillaba mucho. Se daba atracones y luego lo echaba".

Nela y Melyssa

Nela habla de los problemas de Melyssa

Mediaset

La madre de Melyssa ha declarado que llegó a temer por su vida ya que fue un periodo muy largo que duró desde los 15 a los 20 años: "Temí por su vida, porque decía no quiero vivir porque soy muy fea", unas declaraciones que dejaban asombrado a Jorge Javier Vázquez. Además, Nela ha confirmado que este problema con la alimentación le llevó a sufrir otro tipo de consecuencias: "Tuvo algún problema con el pelo, pero no llegó a extremos tan altos porque la pillamos a tiempo", afirmaba.