Terelu Campos ha reaparecido hoy por primera vez en televisión después del rifirrafe que el pasado fin de semana mantuvieron Alejandra Rubio y Carmen Borrego en el plató de ‘Viva la Vida’. La colaboradora, en su línea, ha vuelto a desmarcarse del conflicto que mantienen tía y sobrina. A la hija de María Teresa Campos esta cuestión inevitablemente le afecta, ya que está protagonizada por dos de las personas más importantes de su vida. Pero prefiere mantenerse al margen por una poderosa razón. “Espero y reclamo la comprensión de mis compañeros”, ha pedido. Eso sí, antes de zanjar el tema, ha lanzado un mensaje de lo más potente a las protagonistas.

Artículo relacionado

Terelu Campos ha querido dejar claro que ella quiere apartarse ya de este tema entre su hermana y su hijaporque si se pronuncia siente que comete “una contradicción”. Además ha reiterado que lo que ella quiere es que la polémica entre Carmen Borrego y Alejandra Rubio “acabe de una vez porque no beneficia a nadie. Ni a Carmen, ni a Alejandra, ni a María Teresa, ni a Terelu, ni a los amigos, ni a los compañeros…”. La colaboradora piensa que “en ese sentido, cualquier cosa que yo añada en favor, en contra, en opinar, en no opinar…”, puede jugar en contra de la situación y levantar más polémica si cabe. Así que prefiere mantenerse en su línea porque “desde que manifestaron públicamente unas desavenencias he intentado mantenerme al margen porque creía que es lo mejor que podía hacer”.

Terelu Campos

Terelu Campos mira a cámara para dirigirse a Carmen Borrego y Alejandra Rubio.

Telecinco

Para zanjar el tema, Terelu Campos ha mirado a cámara y ha lanzado un mensaje en forma de consejo a su hermana y su hija. “Está en vuestras manos. En las de las dos. Ni en las mías, ni en las de nuestra madre o tu abuela, ni en las de Emma, ni en las de la dirección, ni en las de los compañeros ni en ningún otro”, han sido las palabras que ha dedicado a Alejandra Rubio y Carmen Borrego. “Al final perdemos todos. No hay ganadores y perdedores en esto”, ha terminado un discurso sobre un tema que espera que se solucione cuanto antes.