La Feria de Abril ya está aquí y el Concurso de Enganches de La Maestranza es uno de los primeros eventos que le dan luz y color a la fiesta. La madrina este año es Tana Rivera, la hija de Eugenia Martínez de Irujo y Fran Rivera, que asistieron con sus respectivas parejas a la cena previa al gran día, poniendo de manifiesto la buena relación que existe entre todos, algo que ya pudo verse hace tan solo unos días durante la pasada Semana Santa.

Artículo recomendado

Eugenia Martínez de Irujo, Fran Rivera, Lourdes Montes y Narcís Rebollo vuelven a presumir de buen rollo

Eugenia Martínez de Irujo, Fran Rivera, Lourdes Montes y Narcís Rebollo vuelven a presumir de buen rollo

Tana estaba guapísima con un vestido de lentejuelas en verde, a juego con los espectaculares pendientes de esmeraldas y brillantes que pertenecieron a su abuela materna, Cayetana de Alba. "Siempre tengo presente a mis dos abuelas, como tiene que ser", dijo Tana, que el domingo, cuando salga en carruaje al albero de La Maestranza, lucirá la mantilla y el abanico de la duquesa y unos pendientes de coral de su abuela materna, Carmen Ordóñez.

Tana, muy emocionada, no pudo evitar romper a llorar en un momento de su discurso como madrina, momento que recogió su madre y que ha compartido en sus redes sociales.

En la cena previa, Fran Rivera no podía ocultar el orgullo que siente por su hija mayor. "¿No notáis cómo se me cae la baba? No me preocupa, tengo más", bromeaba con los periodistas. También Eugenia estaba que no cabía de gozo con su hija. Ella nunca fue madrina del concurso de Enganches, pero sí lo fue su madre, la añorada duquesa de Alba, quien sentía devoción por Sevilla, algo que han heredado su hija y su nieta.

"Estoy atacadísima", dijo Tana Rivera a su llegada a la cena. ¿Quieres saber qué más dijo? Dale al play.