La última semana ha sido muy complicada para Tamara Gorro. El pasado fin de semana su marido Ezequiel Garay sufrió una lesión en la pierna y desde ese instante, todo se torció. El futbolista fue ingresado y su mujer estuvo a su lado en todo momento. Y en pleno ingreso de Ezequiel, otro miembro de la familia tuvo que acudir al hospital. Antonio, el hijo pequeño del matrimonio, ha estado hospitalizado unos días por una neumonía bilateral. Durante toda la semana Tamara ha estado cada día cuidando de su marido, de su hijo y sin dejar de atender a su hija Shaila.

Artículo relacionado

Tamara ha ido compartiendo todos estos momentos con sus seguidores con la actitud positiva que le caracteriza. Aunque la tristeza, el agobio y el cansancio han sido inevitables. Pero por fin todo empieza a mejorar y la extronista ha recibido la mejor de las noticias. Su pequeño Antonio ha recibido el alta hospitalaria. Muy contenta, Tamara Gorro ha compartido con sus seguidores esta buena nueva y ha explicado que aunque su hijo tendrá que seguir con el tratamiento en casa para terminar de recuperarse, por fin podrán estar los cuatro juntos en su hogar.

Tamara Gorro

A Ezequiel todavía le queda una larga recuperación por delante y Antonio tendrá que seguir unos cuidados específicos durante unos días más. Pero por lo menos podrán afrontar estos contratiempos desde casa y unidos. Algo que ha tranquilizado mucho a Tamara y que ha hecho que empiece el domingo de la mejor forma posible. Durante estos días la influencer ha contado con el apoyo de sus amigos y de toda su familia, en especial de su madre, a la que ha querido agradecer que no les haya dejado solos en Valencia y que le haya ayudado a organizarse y cuidar de su pequeño Antonio.