Tamara Gorro está viviendo una cuarentena por el coronavirus muy complicada. La ‘influencer’ tenía que hacer frente a principios de marzo el positivo de su marido, Ezequiel Garay. Aunque el futbolista, que ya ha conseguido superar la enfermedad, se encontraba bien, la pareja tomó la difícil decisión de mandar a sus hijos con sus abuelos a Madrid mientras que ellos se quedaron en su casa de Valencia. Por lo tanto, la familia está separada desde que comenzó el confinamiento. Algo que continuará, como mínimo, hasta el 22 de junio.

Artículo relacionado

La desescalada del Gobierno hasta la famosa “nueva normalidad” prohibe la movilidad entre provincias, lo que hace que la familia no se vaya a poder reunir, si todo sale bien, hasta el próximo 22 de junio. Una noticia que ha afectado a la ‘influencer’, quien esperaba poder ver a sus hijos antes de esa fecha.

Tamara Gorro

Aunque Tamara siempre ha intentado mantener una actitud muy positiva en estos duros momentos, la mujer de Ezequiel Garay no ha podido evitar desesperarse al conocer la noticia. En concreto, la ‘influencer’ ha compartido un extracto de una videollamada con su hija mayor, Shaila. “Este tipo de vídeos te dan satisfacción y alegría, claro, pero a la vez es dolor porque me gustaría estar con ellos”, ha asegurado.

“A mí me gustaría saber cuándo podremos viajar a por nuestros hijos. ¿Hasta junio? ¿Estamos locos? No puedo salir de la provincia, son dos meses sin ellos y no sé lo que me espera”, se ha lamentado muy afectada Tamara.

Artículo relacionado

La ‘influencer’, además, ha explicado que no es la única en esta situación. “Creo que estoy siendo una ciudadana ejemplar al igual que la mayoría de los españoles y hay mucha gente como yo. Hay enfermeras y médicos que tienen a sus hijos con sus abuelos y que necesitan ir a por ellos. No sé qué hacer. Estoy informándome y cuando sepa algo os lo comunico”, ha asegurado Tamara a todos sus seguidores, quienes no han dudado en mostrarle todo su apoyo en estos duros momentos.