Tamara Falcó tras retrasar su boda: "Estoy con un estrés tremendo"

Pablo Motos le ha preguntado a Tamara Falcó los motivos por los que ha retrasado su boda y ella le ha confesado que está muy estresada porque todo el mundo le dice que no tiene tiempo

Tamara Falcó
El Hormiguero
Noelia Zazo
Noelia Zazo

Periodista especializada en corazón

Como cada jueves, Tamara Falcó (41 años) se ha sentado junto a Pablo Motos, Nuria Roca, Juan del Val y Cristina Pardo en la mesa de tertulia de ‘El Hormiguero’, y también como cada jueves, ella se ha convertido en la primera protagonista de la charla, y es que casi no habían terminado de colocarse en sus respectivas sillas cuando el presentador ha disparado directo: “Bueno Tamara has cambiado la fecha de la boda al final, que nos vamos enterando sobre la marcha”, “ya, pues como yo” respondía ella escueta.

Artículo recomendado

¿Cuándo se dinamitó la relación entre Tamara Falcó y Mario Vargas Llosa?

Tamara Falcó y Mario Vargas Llosa collage

Después ha pasado a confirmar que sí, tal como se ha publicado, la boda será el día 8 de julio. “Me tengo que organizar la agenda, que la tengo muy ocupada” le decía Pablo y ella le daba la réplica rápida, “en julio ya hemos terminado el programa o sea que tan ocupada tal ocupada… lo que pasa es que no te vas a poder ir de vacaciones hasta después” bromeaba. Y además, aunque no hace mucho decía que se sentía muy tranquila, pasados unos días no le ha importado llevarse la contraría a sí misma y confesar que “ya estoy con un estrés tremendo, porque yo creo que hay que hacer un montón de cosas y todo el mundo te dice ‘si no tienes tiempo’ y yo pienso… si tengo 5 meses…”.

Tamara está feliz con su vestido

También le han preguntado por su vestido, pues ya es público que ha elegido la firma que se lo va a diseñar, se trata de Sophie et Voilà, “la verdad es que estoy super contenta porque conocí la firma hace bastante y estoy super contenta porque me van a hacer el vestido y va a ser made in spain”. “¿Al final el rojo no?” bromeaba Juan del Val, y por si hubiera duda alguna ella aclaraba “es blanco”.

No cabe duda, ella está feliz, tanto por haberse reconciliado con Iñigo Onieva como de estar preparando su boda, su sonrisa la delata y sus ganas de bromear más. Pues le ha dicho a Pablo Motos que una de las cosas que ahora le preocupa es qué darle de cenar ese día a él que solo come pollo, pero este tenía más interés en saber si habría tarta de chocolate, y ella bromeba: "a ese punto no he llegado, pero si te gusta mucho al día siguiente te la pides por Glovo".

Loading...