Tamara Falcó ha vuelto a 'El Hormiguero' tras dos semanas de ausencia y lo ha hecho con muy buen rollo, a tope de motivación y como si nada hubiese pasado. Eso sí, se ha enfrentado a la polémica de su 'desaparición' en su puesto de trabajo y no se ha excusado. "Ha sido complicado", le ha confesado a Pablo Motos.

Artículo recomendado

VÍDEO Xandra Falcó, hermana de Tamara Falcó, responde al último reproche de Esther Doña

VÍDEO Xandra Falcó, hermana de Tamara Falcó, responde al último reproche de Esther Doña

Tamara Falcó hizo bomba de humo en 'El Hormiguero' justo en la semana en la que estallaba la polémica con su novio, el diseñador Iñigo Onieva. La hija de Isabel Preysler se vio abrumada por la polémica y decidió apartarse de la televisión unos días. Pablo Motos explicó que su colaboradora tenía otros compromisos profesionales que atender.

"Me alegro de no haberte despedido", le ha dicho Pablo Motos cuando la ha tenido de nuevo en plató este jueves en 'El Hormiguero'. "Sí, se dijo que me habías despedido y llamé preocupada. No siempre es la verdad lo que cuenta", ha dicho a modo de zasca a los que lanzaron los rumores de las supuestas deslealtades de su pareja.

Tamara Falcó ha reconocido que ha sido complicado y "muy intenso", y que su rutina se vio inevitablemente alterada. Pero ya está mejor y con ganas de retomar su día a día, ¡y con novio!

Su reaparición en 'El Hormiguero' ha coincidido con el bombazo que supuso el paso de su madre, Isabel Preysler, en 'Mask Singer' bajo la máscara de una gata chulapa. Ver a la socialité cantando y disfrazada en televisión ha sido la sorpresa de la temporada y Tamara ha compartido con sus compañeros de Pablo Motos cómo lo ha vivido. "Lo vi con ella.... No lo sabía, nunca identificas a tu madre con un gato chulapo, lo hizo fenomenal... Ella se lo ha pasado muy bien, le encanta la música".